Emilio Bianchic, Tobias Dirty, Dudu Quintanilha con Mariette Lydis en CC Recoleta

Borderland. Tobías Dirty, Emilio Bianchic, Dudú Quintanilha, Mariette Lydis en CC Recoleta desde el martes 16 de agosto de 2016 hasta el domingo 16 de octubre de 2016.

Sin pertenecer a ninguna escuela, se mantuvo aparte de las evoluciones que sufrió la pintura de este siglo y, autodidacta, pareció pintar lo irreal de lo físico a pesar de haber vivido una Europa ya desgarrada. Su dibujo también pertenece al mundo de las lineas, que más realizan un misterio que definen un contorno. El sepelio de Mariette Lydis se realizará hoy, a las 16, en la Recoleta, y hablarán los Dres. Alberto Obligado y Marcos Victoria.





Pensamos que un defecto físico transforma una existencia. Que los gestos no se registran objetivamente. Que algunos comportamientos merecen un relato que los haga perdurar. Existe una “Edad juvenil” que de a poco se derrumba, un instinto genuino que busca en los niños perdidos o en los enfermos mentales la luz cristalina de la inocencia, hay, entonces, una tierra intermedia donde se aloja un poder surrealista, el deseo de ser surrealista. Un poeta inventa objetos desagradables, una mezcla de unos collages empapados de cola vinílica con recortes de diarios viejos que narran algún hecho angustioso o desesperante. Ese momento de perplejidad frente al extrañamiento poco a poco se apaga para pasar a un realismo insoportable. No es mas que una red virtual el único posible hilo que permite la persistencia de lo onírico en los artistas de hoy, tal vez una nueva escuela está naciendo: entre la sostenida idea de un momento romántico y la amenaza de una promesa.



En Borderland algunas cosas merecen ser explicadas claramente, mediante algunas instrucciones o algunos pequeños manifiestos, entregados al espectador sin hipótesis, sin suposiciones, sin preconceptos. Es aquí la curaduría un gesto de inmadurez irresuelta, algunos indicios y algunas intuiciones. Técnicamente los objetos (sin el carácter de obras) son conectores entre la laminas (que lo intentan o engañan) y las obras (que lo son), pero estos conectores enturbian la relación o desconciertan.



Obras que aún tienen pocos años, que son casi imposibles de observar, porque mantienen el encandilamiento que generalmente no supera la década, laminas de pinturas de Mariette Lydis compradas por mercadolibre hace unos meses y ortopedia sin estrenar que insinúa cierta discapaciadad, por lo menos en el arte argentino. Un claustro de frailes franciscanos, un asilo de mendigos, un asilo de ancianos en deterioro, una feria de artesanias, un museo del cine, un museo de artes plásticas, un museo de arte moderno, un centro cultural.



Curador: Santiago Villanueva



La muestra inauguró el 16 de agosto

Imagen: Emilio Bianchic



CC Recoleta
Junín 1930 CABA
@CentroCRecoleta

compartir
Con el apoyo de