"Aquel tapado de armiño Nº 9" - "Palabras Prestadas", instalación sonora de Oriol Vilanova en Museo Cerralbo, Madrid.

La poesía romántica española está plagada de fantasmas y aparecidos, voces de ultratumba y sombras tan misteriosas e inquietantes como amenazantes. Lo podemos comprobar perfectamente en la obra de Gustavo Adolfo Bécquer, sin duda el mejor poeta de este movimiento. Por no hablar del teatro y sus lacerados personajes, desde fanfarrones seductores de novicias en el claro de luna de un cementerio hasta histriónicos tipos de capa y espada. Incluso la pintura romántica española se diría que es, cuando se aleja de salones aristocráticos (los Madrazo, con Federico a la cabeza de la saga), una suerte de extraviada alucinación, como bien podemos comprobar en el monumental y paradigmático cuadro de Francisco Pradilla –una auténtica paranoia historicista y gótica a destiempo- “Doña Juana la Loca”. El Romanticismo español, iluminando las siempre honrosas excepciones (Goya, salvo en delicados detalles anímicos, en absoluto es “romántico” aunque lo pueda parecer formalmente, y desde luego juega en una liga más poderosa y adelantada en el tiempo), da para lo que da: más bien poco. Muy entrañable y castizo, incluso si se quiere “auténtico”, pero con las defensas muy bajas, los glóbulos rojos en caída libre, y una anemia intelectual y conceptual (es decir, moderna) más bien preocupante. Culturalmente hablando venimos de este panorama.

Entiendo que este primer párrafo puede parecer un tanto disparatado cuando lo que pretendo es comentar una instalación sonora (y no únicamente sonora…) de un artista español menor de cuarenta años como Oriol Vilanova (Manresa, 1980), pero quizás esa introducción sea más aprovechable de lo que pudiera parecer. Al menos para la lectura que pretendo realizar. La intervención –“Palabras Prestadas” es su título- forma parte de “Año 35. Madrid”, muestra colectiva que, comisariada por Javier Hontoria, presenta la obra de cinco artistas en total, y emplazadas sus respectivas intervenciones en sendos lugares no museísticos (en su sentido contemporáneo) de Madrid. Oriol Vilanova ha utilizado el Museo o Palacio Cerralbo, construcción italianizante (y no poco de extravagante, pues el palacio fue levantado más para albergar la colección y ofrecer fiestas mundanas que para vivir en él) mandado construir a finales del siglo XIX por el Marqués de Cerralbo, Don Enrique de Aguilera y Gamboa (no lo cito por pedantería, pues el noble caballero se ha incorporado a la instalación), para albergar su muy ecléctica colección de pintura e inacabables cachivaches, siguiendo la higiénica y simpática costumbre de la época de mezclar con pasión churras con merinas.

“Palabras Prestadas” es un soliloquio, una entregada confesión sentimental del Señor Marqués que, casi un siglo después de muerto, se hace de nuevo presente su figura por los salones del palacio. Ahí es nada y poca broma. Creo recordar que seis o siete bafles o columnas de sonido son quienes cumplen la función de “médium” al traer al presente la agradecida confesión del marqués al ver de nuevo toda su colección, casi en el mismo orden e instalación de cuando él abandonó este mundo cruel. Una elegante voz muy bien modulada, y en una tonalidad más educadamente burguesa que imperativamente aristocrática, nos recita la confesión del antiguo habitante, o nos deja escuchar sonidos de una rara musicalidad del presente. Yo diría que la que oímos no es la voz del artista (he hablado con él una única vez presentado por Ignasi Aballí), pero afirmaría que sí es suya, por él escrita, la refinada y muy civilizada letanía que escuchamos. Ambas dudas no quedan resueltas en la hoja parroquial no firmada que ofrecen en el Palacio. Quizás sea mejor así, pues ello contribuye a afirmar la dimensión fantasmal de esta muy sofisticada intervención. Como estupenda anécdota debo relatar que al verme un vigilante de las salas pegando la oreja a un bafle, de pie y sin moverme, muy amablemente me ofreció una de las sillas que utilizan. “Así estará más cómodo. Parece que dura mucho lo que cuentan…”. No dura tanto: es un bucle o loop sonoro, para entendernos y si no estoy equivocado.

“Palabras Prestadas” es una obra de lectura más compleja de lo que parece, pues si bien posee una cualidad fantasmalmente “romántica” (los bafles de alguna manera amplifican las carencias funcionales y modernas de nuestro romanticismo), desajustada, ha sabido muy bien establecer estrategias de inteligente significación desde el presente, y tal vez asumiendo que la contemporaneidad de su realización no es suficiente para entenderla y apreciarla. Como si dijéramos: para traer al presente el espíritu del señor marqués el artista ha recurrido a una “regresión” de sí mismo, o a la misma época del "interiorismo” que acoge su obra. Un pesante interiorismo que a su vez le sirve a Oriol Vilanova para desarrollar un raro discurso “figurativo” que incorpora a la intervención sonora por medio de la decimonónica letanía del marqués, que si bien habla continuamente del amor que siente por su colección/amante (con sibilina inteligencia ese “amante” carece de un concreto sexo biológico), esa pasión es siempre una “figuración”. Es decir, una extraña formalización, o “representación”, de esa voz que viene del horizonte lejano de ultratumba. En fin…, que uno sale del palacio con placer por lo escuchado (y aún más por lo imaginado, y ello es esencial pues ahí radica la extraña cualidad figurativa de esta intervención), y con pena por no haber bailado en estos salones las deliciosas polkas y mazurcas que danzaba el Marqués de Cerralbo luego de haber mostrado la colección a sus invitados. Hay que ser muy buen artista para lograr, en mi opinión, tanto con tan poco.



"Aquel tapado de armiño Nº1 - Jack Lemmon y Andreas Gursky - análisis de imágenes"

"Aquel tapado de armiño Nº2 - Hans Holbein "El Jóven""

"Aquel tapado de armiño Nº 3 - "Correos" de Francesc Ruiz en García Galería, Madrid."

"Aquel tapado de armiño Nº 4 - Fortunino Matania (Nápoles, 1881-Londres, 1963)"

"Aquel tapado de armiño Nº 5 - Ramon Roig (Oropesa, 1963)"

"Aquel tapado de armiño Nº 6" Apuntes como flechas a lo largo de la feria de ARCO 2016, Madrid, España

Aquel tapado de armiño Nº 7: Paz Errázuriz - Fundación Mapfre - Madrid


"Aquel tapado de armiño Nº 8" - "Teatrorum" de José Luis Serzo en DA2 (Salamanca)



CLICK para ir al sitio Facebook de Luis Francisco Pérez

por Luis Francisco Pérez, 22 de Marzo de 2016
compartir