malena pizani en foster catena

Hay un espacio mínimo entre las cosas que es imposible. Malena Pizani en Foster Catena desde el viernes 13 de julio de 2012 hasta el viernes 31 de agosto de 2012.
Por adrie
En Galería Foster Catena hasta el 21 de Septiembre. Honduras 4882, 1º piso.

Parte del texto de Florencia Qualina para esta muestra

"Cada uno de los retratos realizados por Malena Pizani se sostienen en un mismo gesto, y con ello la negación de la posibilidad de lo mismo, no aparece como repetición ni como tautología, sino como huella azarosa, desenfocada, mutante.

Una escena insiste: la escenografía compuesta por una plancha de madera veteada, un paño que acumula pelos, suciedad y polvo, la misma luz y una sucesión de gatos posan frente a la cámara.

En el trabajo de Malena existe una correspondencia- sutil en las fotografías, ransparente en el caso de sus cuadernos y blocks de dibujos no expuestos en esta exhibición- con la obra de Louise Bourgeois fundada en un método de expurgación analítica, contemplativa, una vía de acceso al pensamiento inicialmente informe que se vuelve materia posible de ser tratada.

Bourgeois afirmaba la imposibilidad de clausurar la obra en un procedimiento racional, en una eventual comprensión que acaba siendo liberadora, su “vuelve una y otra vez” es tanto la piedra de Sísifo como la garantía de cordura. La imagen recupera entonces su capacidad de mediar entre el pensar y la oclusión, entre lo posible y lo indecible.

En ese punto aparece en Malena lo que llama una distancia mínima entre las cosas que las hace imposibles, porque nunca la traducción -la imagen- es literal, ni significa lo mismo.

Entonces ella trenza y deshila en un pasadizo, que quizá sea el de Zarathustra, cuando dice:
Pues cada una de las cosas que pueden correr también por esa larga calle hacia delante, ¿acaso no tienen que volver a recorrer su largo camino?
Y esa perezosa araña que se arrastra a la luz de la luna, y esa misma luz de la luna, y yo y tú, que cuchicheamos en este portón sobre cosas eternas, ¿no tenemos todos nosotros que haber existido ya otra vez?
¿Y venir de nuevo, y recorrer aquella otra calle, hacia adelante que se extiende ante nosotros, aquella calle larga y horrenda? ¿No tendremos que retornar eternamente?1"

Florencia Qualina

1 NIETZSCHE, Friedrich. Asi habló Zarathustra. Barcelona, RBA Coleccionables, 2002 p 120.

compartir
Con el apoyo de