Tridimensionalidad

Hoy, mañana y después. Adriana Pastorini en CC Recoleta desde el martes 5 de abril de 2011 hasta el sábado 30 de abril de 2011.
www.pastorini.com

Quisiera aprovechar la obra de Ariadna Pastorini para reflexionar conceptos sobre tridimensionalidad.
Aquí la senso-percepción, pareciera ser prioritaria, aún por encima del “factor irreemplazable” del concepto de escultura: el volumen.

Ni escultores ni modeladores… los artistas tridimensionales buscan establecer con el espectador una relación “inteligente” o una lógica individual a través de la obra.
Cuando se suprime la experiencia visual en artes visuales,otras senso-percepciones, como la audición por ejemplo,(o la experiencia táctil, u olfativa, insisto, obviando la mirada) se generan imágenes mentales en el espectador a la medida de su propia experiencia y con absoluta prescindencia de la obra. La descripción formal dada a través de su escucha, su aroma, su textura,“estimula” la reconstrucción del objeto en la mente del espectador/ oyente justamente por la memoria sensorial que él posee.
Dice Tadeu Chiarelli(1)reflexionando precisamente a partir de esta individualidad de la experiencia, que la obra “no comunica nada” sólo si está pensada desde la anulación de cualquier conocimiento a priori que ponga al espectador en estado de desconcierto ante lo nuevo. Parafraseando:“Esto no lo había visto antes”(2).

Las tridimensiones de Ariadna Pastorini son, como dice Patricia Rizzo en su análisis curatorial, evocaciones a formas no definidas,producen sensaciones carentes de asociaciones específicas y más bien apelan al sentido fantasioso del espectador para reformular la imagen y encontrar analogías posibles, si las hubiera(3)
Estamos claros que el estímulo senso-perceptivo no suple el conocimiento a través de la mirada, muy por el contrario, lo complementa.
Aunque los objetos de Ariadna son híbridos formalmente hablando, no todo es irreconocible.El espectador puedo detectar elementos conocidos ya registrados en su memoria (como el terciopelo, por ejemplo) Esto es: Mientras exista algún elemento constitutivo del objeto mínimamente reconocible, (material, forma, escala) el espectador cuenta con herramientas para co-crear con el artista un objeto “inteligible” nuevo e intransferible. Postproduce una obra visible sólo por él.

----
(1)Historiador y crítico de Arte. Profesor del Departamento de Artes plásticas de ECA/USP y curador en jefe del MAM/SP.
(2)Cfr.: http://www.itaucultural.org.br/tridimensionalidade/arq/livro05.htm
(3)Texto curatorial.

compartir
Con el apoyo de