Activación | Ensayos para una Cruz del Sur de Martin Bonadeo e Israel Tolentino Cotrina (Perú)

Se realizó "Ensayos para una Cruz del Sur" en el Norte en Venecia a cargo del artista Martin Bonadeo.
La acción fue realizada la noche del 20 al 21 de abril de 2022, mientras se celebraba la pre-inauguración de la 59 Bienal de Venecia.

La acción fue simple y efímera. Y la realizamos junto a su amigo Israel Tolentino Cotrina (Perú), quien fue el encargado de la documentación.




Descripción de la acción:
Elevé un barrilete con cuatro luces que configuran una constelación similar a la Cruz del Sur en la Piazza San Marco de Venecia junto al Campanile. Mientras la contaminación lumínica imposibilitaba mirar los astros del cielo, este sutil artificio, trajo por unos instantes la imagen más icónica del cielo Sur al Norte.

Historia
En 2018 presenté por iniciativa de Matilde Llambí Campell y con Marcelo Pacheco como curador de la propuesta, un proyecto para el concurso del envío Argentino a la Bienal de Venecia que organizó la Cancillería Argentina. Por primera vez en la historia el envío argentino fue concursado en vez de una elección "a dedo" y me pareció linda la idea de participar. Hubieron muchas propuestas y nuestra propuesta no fue seleccionada.
La propuesta se llamaba "Ensayos para una cruz del sur en el Norte" y era la continuación del proyecto Pacha Kutiq Crux o Cruz del sur en la Tierra, una obra de Land art de grandes dimensiones que realizamos en los Andes Centrales Peruanos a 4100 m.s.n.m. Esa obra consistió en una enorme reproducción de la constelación de la Cruz del Sur de 70 metros x 40 metros. Cada una de las 4 estrellas tenía cerca de 10 metros de diámetro y estaba hecha con una tonelada de sal gruesa en las faldas del nevado Contrahierbas. Se hizo una exposición en Praxis sobre esa obra y muchas de las piezas fueron recientemente donadas a la colección MALBA . La intervención en la naturaleza fue parte de un megaproyecto llamado Pacha Kutiq Wanka curado por Gustavo Buntinx, un Argentino criado con claves culturales peruanas quien es el director de Micromuseo.
Además de Buntinx, también fueron artífices del proyecto Angelo Colombo e Istrael Tolentino Cotrina, un artista que fue un importante colaborador en todo el proceso de producción.

El proyecto Ensayos para una Cruz del sur en el Norte se llevó a cabo por primera vez el 11 de marzo de 2020 en la víspera de la pandemia del Covid-19, como parte de la beca de la Bibliotheca Mystica et Philosophica Alois M. Haas. Ese atardecer elevamos 4 globos iluminados desde la terraza de la Biblioteca de les Aigües con el anhelo de replicar la constelación de la Cruz del Sur invertida en el cielo catalán. No había una gota de viento. El clima estaba ideal. Es día realizamos la “inauguración” pública con la idea de seguir haciendo estos ensayos durante las siguientes noches de marzo y de abril hasta el fin de la beca. Al día siguiente el mundo se dio vuelta y, desde entonces, estuvimos encerrados en cuarentena en forma intermitente por muchos meses. Este proyecto representó un antes y un después. Un experimento que dio vuelta un mundo pequeño y coincidió con un cambio enorme en el mundo externo. Kathrin Golda Pongratz incitó el proyecto y lo acompañó desde la curaduría; Borja Vicente Calderón, Miguel Ángel Carrasco Chatarrero y Raúl López Martínez fueron asistentes en el manejo de los globos en la terraza.
Cristina Oliva Berini y Manel Jiménez Morales habilitaron todos los permisos desde la Universidad Pompeu Fabra. La documentación de la acción estuvo a cargo de Justí Torn Poch y Nil Bernat de la Factoria+ y Angela Ulloa (Video) y Gabriele Merolli (fotografía).
Josep Navas de Penguins BCN me proveyó de los globos. Martí de Ventilador Barcelona e Iván Villar Centeno compartieron generosamente sus conocimientos para volar Barriletes/Cometas que era la alternativa a los globos si había viento. Amador Vega Esquerra y Sergi Castella me acompañaron desde la gestión de la Beca Haas que obtuve para realizar ese proyecto.


¿Cómo llegué a Venecia en 2022?

Desde Agosto de 2021 me encuentro en Barcelona nuevamente como artista invitado por la Universidad Pompeu Fabra. Hace 15 días, cuando me llamó Israel Tolentino Cotrina y me invitó a Venecia para visitar juntos la pre-inauguración de La Biennale di Venezia, no pensé que iba a ser posible realizar este proyecto. Pero el antecedente de haber trazado juntos una Cruz del Sur en la tierra nos alentó a intentarlo. Llevé desde Barcelona unos globos para llenar con helio, un barrilete, hilos, y LED´s para generar las "estrellas" en el cielo de la Serenísima. Si el viento estaba calmo, la opción era formar la cruz con 4 globos llenos de helio iluminados como en Barcelona en el 2020. Si había viento, la alternativa era poner un led en cada punta del rombo y remontar la constelación en la Piazza San Marco. Fue complejo porque había poco viento; lo necesario como para que fuera complejo volar los globos y en rachas, lo que me dificultó levantar el barrilete. Mi amigo Israel también tuvo sus problemas para registrar la acción. La luminosidad de la plaza era muy baja como para congelar el movimiento del barrilete en el cielo junto al campanile. En un momento cerca de la 1 de la mañana los dos estábamos exhaustos y frustrados. Estuvimos a punto de desistir. Fue entonces cuando Israel me sugirió empezar a correr para ver si, con mi carrera, podría generar el viento necesario para que el barrilete llegue hasta la altura del Campanile que era la idea original. Entonces hice la prueba de correr a toda la velocidad que daban mis piernas. Hice muchas carreras por la Piazza San Marco y por la calle que va hacia el gran canal buscando recrear la imagen recurrente de mis dibujos con la cámara de Israel. La Cruz del Sur en el cielo en relación al Campanile de San Marco. De pronto empezamos a ver que funcionaba. Cada vez había menos gente en la plaza lo que me daba más espacio para correr. La cámara registró estas imágenes con mucho grano pero que lograron capturar la acción desesperada por elevar la Cruz del Sur en el Norte en Venecia.

Recuerdo el primer día que se me ocurrió la imagen e hice el dibujo allá por 2018. Estaba en un auditorio escuchando una charla que me aburría un poco y saqué mi cuaderno para garabatear algo y entre los trazos apareció la constelación de la Cruz del Sur sobre la Piazza San Marco en Venecia. Fue una información que bajó de pronto. El primer dibujo fue de memoria. Después empecé a googlear la imagen de la plaza, de las bóvedas de la iglesia y de su icónico campanario. Desde entonces se transformó en algo recurrente, en una obsesión. Dibujo/Disegno/Designio. Adjunto algunos de estos dibujos que se lograron producir de modo fotográfico esa noche.

Israel fue el único cómplice y quien tomó estas increíbles fotografías a la madrugada.

Gracias Matilde Llambí Campbell por insistir con la idea llevar la Cruz del Sur a Venecia, a Gustavo Buntinx de Micromuseo por incitar este tipo de acciones en los márgenes de los espacios oficiales, a Marcelo Pacheco por creer en el proyecto y presentarse como curador de este proyecto cuando lo enviamos para el concurso del pabellón Argentino en la 58° Bienal de Venecia allá por 2018 y a Kathrin Golda-Pongratz por creer en esta propuesta y curar la versión que hicimos de la Cruz del Sur en el Norte en Barcelona. También quiero agradecer a Águeda Quiroga y José Luis Martí, Mathilde Brodu y Manel Jiménez Morales por su gestión para que yo esté en la UPF Barcelona, cerca de Venecia. Gracias también a mi familia, Laura, Félix y Jaime por su eterna compañía y apoyo y a mi mamá, Ana Meincke que me dio una mano importante para que fuera a Venecia a realizar este sueño.



Martín Bonadeo (Buenos Aires, 1975) Es artista visual y trabaja en proyectos en el límite con la ciencia, la espiritualidad y los saberes simbólicos. La mayoría de sus obras son específicas para el sitio y utilizan varios tipos de tecnologías sensoriales expresivas. Se formó como director de arte (1995), en publicidad (1998), es doctor (Magna Cum Laude) en comunicación olfativa (2003) y realizó un post-doc en vínculos arte-ciencia-tecnología en la University of California at Los Angeles (2004). En el año 2000 comenzó su formación como artista plástico en los talleres de Fabiana Barreda y Mónica Giron y desde entonces desarrolló más de cincuenta muestras, instalaciones, intervenciones urbanas y proyectos para diversos espacios culturales en más de veinte ciudades alrededor del mundo. Es profesor en diversos cursos de grado y posgrado en arte, creatividad e innovación en Universidades de Argentina ––UCA, Austral y Di Tella–– y fur visiting scholar en la University of Richmond, EE.UU. Su trabajo como artista ha sido premiado nacional e internacionalmente y se encuentra referenciado en numerosas reseñas periodísticas y en libros. Vive y trabaja en Barcelona.

Israel Tolentino (Tingo María, Huánuco, Perú 1975) Es pintor y grabador. En la actualidad es docente en la I E. Marino Adrián Meza Rosales. Durante años se desempeñó como profesor de dibujo y mosaico en el taller de arte Don Bosco de Chacas, en la región Áncash, un proyecto de la Operación Mato Grosso (OMG). En el año 2000 egresó de la Escuela Nacional Superior Autónoma de Bellas Artes de Lima como artista plástico con mención en pintura. Ha realizado múltiples exposiciones individuales y grupales. Obtuvo la medalla de plata de su promoción; el primer premio en el 28o Salón Nacional de Grabado - Instituto Cultural Peruano Norteamericano (ICPNA); el segundo premio del VIII Concurso Nacional de Pintura - Banco Central de Reserva del Perú (MUCEN). Su trabajo es mencionado en reseñas periodísticas y en libros. Sus obras forman parte de colecciones y museos de arte contemporáneo en países como Italia, Brasil, Alemania, Chile, Argentina, EEUU, Portugal y España, así como de los museos más importantes del Perú. Entre 2015 y 2018 acompañó el proyecto Packa Kutiq Wanka junto a Martín Bonadeo y Gustavo Buntinx.
Radica en Huánuco.


compartir
Libros lentos sobre arte argentino. Editores: Santiago Villanueva y Nicolás Cuello.
Con el apoyo de