Morfotorio de Orkgotik | Una forma que no conoce límites y se moldea hasta su enajenación

Encarnar la monstruosidad es trascender el terreno de lo privado y lo público, es ingresar en un ajeno en semejanza con lo que se conoce pero que transformando con sutilezas los contornos de la forma transfigura en un temible desconocido. Una forma que no conoce límites y se moldea hasta su enajenación.

Desconocer el entorno o desconocer las figuras del individuo con sus posibles representaciones nos inmerge en un terror que se divide y tensiona entre espacio e individuo, entre lenguaje visual y corporal, entre imagen y sonido.

Debajo de la tierra convergen una serie de criaturas cuyas formas nos evocan a un terrible desconocido. Bienvenido seas al Morfotorio, donde los límites de la forma no existe y el todo nos sumerge en un ajeno interminable.

Más allá de lo privado, más allá de lo público, existe un terreno desconocido forjado por las manos de Orkgotik, como un post-drag, como un post-punk, incatalogable y alienígena que nace de un terror profundo, de los monstruos internos, del inconsciente plagado de un imaginario concebido por el universo distante, antiguo o paralelo, que deviene en cuerpo-objeto y estático se exhibe en el morfotorio.

Des-generado desde el momento primero, nace de un rayón fugaz en el medio de la hoja, un original vomito cerebral plagado de similitudes termina en un temible ignoto, que asusta o fascina como todo lo que se desconoce.

Evocar lo ajeno fue la clave del proceso curatorial, donde espacio y objeto no se despegan jamás de la premisa formando un todo homogéneo que lleva el nombre de su autor. Decidimos montar Morfotorio en un hábitat de la noche que ya es el lugar primero donde la obra de Orkgotik sucede y siendo una retrospectiva a su carrera queremos congregarnos en este templo under para dar paso a la ceremonia de lo ajeno,

Federico Goldemberg




“Sumergirse en las interioridades significa, en primerísimo lugar, atravesar atentamente el infierno personal, es decir, asumir valientemente las propias perversiones” Jose Maria Carandell.

Al encontrarnos a Orkgotik, y como pocas veces nos sucede, se desdibuja por completo la involuntaria y desesperada búsqueda de una respuesta cerrada que encaje con nuestra lógica binaria; el foco ya no se encuentra en tratar de comprender cúal es el género que encarna esta criatura, sino más bien, éste pasa a ser genuinamente uno de los detalles menos relevantes dentro de la obra. No vemos a ella o a él, vemos a eso que logra alejarnos del mundo de lo conocido, del mundo de -lo posible- que nos permite corrernos por completo de nuestra zona de confort.

Siempre lo desconocido nos genera temor y una cierta desconfianza, pero en este caso se entrelaza con un sentimiento de morbo el cual pasa inadvertidamente a ser parte de nosotros.

No somos capaces de despegar la mirada: Queremos seguir viendo, acercarnos más y más y probar hasta donde tenemos permitido el acceso. Nos encontramos en el éxtasis de jugar a la seducción con los límites que tal vez ni el propio artista conoce.

El morbo, el temor y el éxtasis nos acercan a una lejanía que nos descoloca. Orkgotik nos habilita a experimentar estas dualidades internas, presentándonos a sus monstruos más temidos, desde una mirada profundamente estética y sensible.

Nacido en Cúcuta; Colombia, y acuñado localmente por la comunidad Queer, rápidamente se introduce y asienta como una figura indiscutida del Under porteño. En esta oportunidad, nos invita al punto más profundo e inhóspito de la calle Alsina en donde las criaturas de la noche encuentran su cálido hogar.

Los objetos presentados operan como prótesis que se desprenden de los seres que alguna vez se animó a encarnar. De manera orgánica y autodidacta combina una versatilidad de recursos para hacernos sentir los monstruos que él mismo habita.

Tal vez es un mecanismo de defensa en contra de sus propios y más profundos temores, o tal vez es de las personas más valientes que conocí. ¿A quien más se le ocurriría, no solo acercarse a sus demonios, sino animarse a habitarlos en su propia piel, hacerlos públicos e invitarnos a jugar con ellos?

Tania Vitale




Morfotorio de Orkgotik se puede visitar hasta el 27 de marzo de 2021 en La Tapiceria, con cita previa enviando un mail a: federicogoldemberg@gmail.com

La propuesta del proyecto cuenta con una itineración con activaciones de un solo día en diferentes espacios. Su primer destino será el taller de artistas Polvora (Venezuela 720 - CABA) el próximo viernes 19 de marzo a las 19 hs.












Morfotorio de Orkgotik en IGTV


ORKGOTIK (1992, Cúcuta; Colombia). Monstruo y científico estudioso de la belleza artificial y la degradación de la carne propia; investigador de la nueva piel. Nacido en Colombia saltó a Argentina en el 2017 para transitar el circuito del engrudo porteño e irrumpir con sus disciplinas experimentales de caracterización, performance live video-art, diseño y ensamble textil. Ha mostrado su trabajo en lugares como Ópera periférica, Centro Cultural Recoleta, Quimera galería, MUNAR, Centro Cultural Matienzo, XIRGU UNTREF, Casa Brandon, Solo Show (platform presenting offsite exhibitions), entre otros.

Acerca de los Curadores
Federico Goldemberg (1998, BS. AS; Argentina)
Estudiante de Artes Electrónicas (UNTREF), Becario de la Bienal de Imagen en Movimiento (CONTINENTE), ayudante en cátedra Denegri (Universidad del Cine - FUC), Curador de cine y Productor Musical. En carácter de prácticas profesionales en el terreno del arte contemporáneo ha transitado instituciones como MALBA, ROLF, MAMBA, ORT, FUC, UTDT, CCEBA. Desarrollando su carrera artística mayormente en el territorio del underground porteño actualmente práctica las diversas formas de lo corrosivo como premisa asentada, trabajando desde la interdisciplina entre: el estímulo sonoro, la intervención directa sobre fotoquímico cinematográfico, el trabajo con el material de archivo y la distribución de estímulos en el espacio.

Tania Vitale (1998, BS. AS; Argentina). Licenciada en Gestión de Arte (UADE). En carácter de prácticas profesionales ha tenido experiencia en instituciones tanto públicas como privadas tales como el MACBA (Museo de Arte Contemporáneo de Buenos Aires) y el MNAD (Museo Nacional de Arte Decorativo). Trabajó 2 años para la revista Trastienda del Mercado del Arte. Actualmente, es Asistente de Dirección en Rolf Art, una galería especializada en artes visuales contemporáneas de América Latina, que explora la fotografía y sus límites.


compartir