Bajar al pozo. Jimena Brescia en colaboracion con Alfredo Aracil

JBresciaoct20.jpg

Una propuesta de Jimena Brescia en colaboración con Alfredo Aracil.

Cruzando una instancia de terapia de grupo con una performance, la obra lanza una pregunta por la salud.

Ahora bien, dejando a un lado las imágenes que la alianza entre medicina oficial y política proponen, la salud es tomada por su relación con la práctica artística. Con el nombre de terapia artística se propone un espacio de intercambio sensible, donde un grupo de personas están llamados a cruzar sus malestares con prácticas creativas y de cuidado que no forman parte de tratamientos ni programas preventivos, sino que constituyen estrategias hechas precariamente, con aquello que unx tiene más a mano.

El proceso tiene lugar en un edificio en construcción, el espacio de trabajo de una cuadrilla de obreros. Junto a varios de ellos, un grupo de performers son llamados a compartir dos jornadas de trabajo. Después de una etapa inicial, en la cual Jimena Brescia compartió tiempo de trabajo con los obreros, armando esculturas y diseñando situaciones, en colectivo se reflexionará sobre los miedos que, como en un pozo, se alojan en nuestro cuerpo. Con la palabra como herramienta, se pondrán en común condiciones de existencia, discutiendo sobre diferentes maneras de valorizar la relación entre creatividad, trabajo y salud.

En una siguiente fase, esta vez con el cuerpo como protagonista, el grupo se entregará a una serie de intervenciones cuyo escenario es más que un telón de fondo, al operar como un catalizador de situaciones de catarsis personales y colectivas.



Sábado 17 de octubre de 2020 a las 15 hs
Streaming: @proyecto_pozo

Artista: Jimena Brescia

Colaboración: Alfredo Aracil

Performers: Agustin Perez, Alfredo Aracil, Andres Piña, Dana Ferrari, Denise Groesman, Gogo Dansey, Graciela Ovejero Postigo, Jimena Brescia, Romelio Arana, Yeison Ortiz.

Montaje: Mariano Prestach

Realización audiovisual: Karina Acosta


compartir