Dolores Figueroa sobre el mural en homenaje a Jorge Di Paola Levín

Un homenaje site-specific



Cuando me propusieron pensar una obra para la esquina de San Martín y 9 de Julio (Tandil), una de las más importantes de la ciudad, comencé a trabajar con mucho entusiasmo. Y a pensar todo acerca de ese lugar, su historia, la gran cantidad de gente que pasa diariamente por allí y los principales puntos de vista desde dónde se iba a ver el mural.
Así, la idea fue tomando forma, como parte de un proceso de trabajo, hasta cristalizarse como una pintura de 80 metros cuadrados, con la frase de un escritor tandilense, en letras de 2 metros de alto de color rojo y blanco.
La oración dice “ES POCO EL INFINITO PARA EL DESEO” y pertenece a Jorge Di Paola Levín (1940-2007), también conocido como Dipi, quien fue una figura central entre los escritores de Tandil y que gozó de reconocimiento fuera de la ciudad.
Si bien no es el primer homenaje que se le realiza a este escritor, entre los que se encuentran la Feria del Libro 2006, su lápida como una obra de arte o el mapa “Dipitour”, este mural tiene su sentido como homenaje site-specific.
Dipi frecuentaba los bares de la ciudad, donde la mesa de café era tanto un lugar para escribir como para el encuentro social o para un café o un buen whisky. Y este mural se emplaza en uno de esos bares, Liverpool, recientemente cerrado, donde Dipi tuvo una mesa de su preferencia, junto a la ventana, donde se lo podía ver desde la calle.





El proceso de trabajo

Para buscar la frase del mural, comencé leyendo “La Virginidad es un tigre de papel”, su segundo libro, una serie de cuentos breves y asombrosos que Dipi publicó en 1974. Luego, su novela más aclamada “Minga!” (1987). Pero quería ir un poco más allá.
Charlando con Cristian Segura, quien fue uno de sus amigos, di con una serie de poemas poco conocidos que Dipi escribió al final de su vida y que circularon por email entre sus más allegados. Y que sólo se publicaron parcialmente en Ramona y Tokonoma. De esos poemas elegí un fragmento de “Películas (Poesía de amor)”.
El paso siguiente consistió en trasladar la frase escogida al espacio público. Y para garantizar una gran visibilidad y lectura, tanto de las personas que pasan a pie como de los automovilistas que lo hacen a mayor velocidad, mi apuesta fue usar letras gigantes, de más de 2 metros de alto, rojo y blanco, que en psicología del color se relacionan con la “atención”.

Para hacer el dibujo, trabajamos con un proyector por la noche y durante el día lo pintamos junto a Fede Pose, un artista y amigo con quien he venido realizando murales durante los últimos años. Entre ellos, los homenajes a Allende, Bepo Ghezzi, Ludovico Otts y a los Trabajadores Ferroviarios, este último también con Augusto Rossanigo.
Esta obra no hubiera sido posible sin el trabajo colectivo de gente que admiro y que ha Sido gerenerosa con este proyecto. Por eso quisiera remarcar mis agradecimientos a todas las personas que de una u otra manera nos han acompañado. A los que ya he mencionado como también a la cooperativa falucho que nos contrató y confió para hacer está obra, a Alejo Fernández, Daiana Romano, Jeremías Viscaino, al Japonés, Guille abelleira, Martin Gandolfo, Raúl Ferrari y Mechi Videla Dorna.






Expectativas

En estos momentos donde no es posible asistir a espacios culturales cerrados para ver arte, mi expectativa es que este mural, pensado específicamente para el espacio público de la ciudad, pueda ser apreciado por la gente de Tandil y los motive a acercarse a la lectura de Jorge Di Paola, un escritor enorme, que los invito a (re)descubrir.


Sobre los artistas

Dolores Figueroa y Federico pose cursaron estudios en el Instituto de Profesorado de Arte de Tandil (IPAT). Han participado en numerosas exposiciones colectivas e individuales. Durante los últimos años, su interés se ha centrado en la realización de murales en el espacio público, algunos de ellos en colaboración con otros artistas. A través de su Instagram @dolores.figueros90 @federico.pose se pueden ver sus obras y ver el desarrollo de su más reciente trabajo, un mural de 80 metros cuadrados sobre el escritor tandilense Jorge Di Paola Levín.




También te puede interesar - Homenaje permanente de ramona y sus amigos al escritor de fábula y persona encantadora


Fotos
Jeremías Viscaino y Santiago Guillamondegui (foto desde el balcón)

compartir