Los objetos... en la Mini Galeria Virtual del CEC

cec-20.png

La (im) posibilidad del arte
Es –creo– innegable la potencia estética de las imágenes que produce Victoria Poirier en esta serie.
Pero.
Eso no nos asegura que estemos en terreno conocido (aunque creamos que sí).
Lo atractivo (¿bello?) de estas imágenes reside en la percepción “contradictoria” que pueden provocar: entre la exquisitez de la configuración formal y cromática y la posibilidad de que esas configuraciones fueran producto de –por ejemplo– un software que se alimentara con una cantidad finita de formas básicas y otra cantidad –también finita– de colores para variarlos (incluso podría hacerlo aleatoriamente) con el objetivo de lograr una “composición” estéticamente aceptable (si alguien pudiera darle sentido a una expresión como esa). Es decir, relacionar las series de formas y las de colores con un recorte espacial bidimensional para obtener topologías (o, tal vez,
geometrías) que operen articulaciones entre ellos de tipo figura-fondo, con variantes que pueden
evocar luz o sombra, etc., etc.
Algo que antes de la emergencia y el uso masivo del término “software” se hubiera definido como
“combinatoria” y que el arte, sobre todo el arte concreta ha tratado de transitar durante gran parte del siglo pasado (y en ese tránsito, ha llegado hasta el nuestro).
Sin embargo.
Por otro lado es inevitable reaccionar ante estas producciones desde el lugar de esa historia de la
representación: parecen situarse a tanta distancia de esa arte concreta como de una evocación
mimética al modo de las naturalezas muertas.
Entonces.
Creo que lo que provoca esta irrupción en la percepción (el pensamiento –consciente o no,
ingenuo o avezado--) es la superposición de esos planos de sentido. No podemos dejar de ir y volver desde el placer estético a la cuestión de su puesta en juego estética, pero sobre todo artística y, por fin, a la pregunta por la validez misma de las concepciones que pone en juego: ¿es posible que en un futuro el “arte”, el que ha llegado (o tal vez no) a nosotros, ya no exista y que podamos disponer de dispositivos que produzcan un tipo de objetos que tampoco serían objetos de diseño sino que estarían allí como posibilidad de co-producción entre usuario y software y que, tal vez por añadidura, nos recordarían algo que alguna vez se llamó arte?

Roberto Echen
Curador de Artes Visuales - CEC


Viernes 19 de junio de 2020 a las 19hs en @cec_crosario


compartir