Museos en casa: una invitación en tiempos de pandemia

Ante la cuarentena dispuesta para evitar la propagación de COVID-19, se cerraron los museos del mundo hasta nuevo aviso. Muestras suspendidas, inauguraciones postergadas, visitas guiadas y actividades a la espera de poder ser realizadas.El distanciamiento social hizo abrir las puertas virtuales de los museos, y desde el corazón de ellos se plantearon grandes desafíos:multiplicar la difusión del patrimonio, de colecciones y artistas, realizar publicaciones digitalizadas, crear podcast, playlistsy videos con entrevistas a artistas, dictar cursos y actividades didácticas o recreativas para diferentes públicos,etc.En poco tiempo se transformaron en epicentros de un universo online agitado y de alto tránsito.



Cada museo encaró,con más o menos recursos, una etapa inédita;la de acompañar a miles de usuarios-visitantes en tiempos de pandemia. La realidad es que se convirtieron para muchos, en espacios amigos y queridos dondese puede pasar, pantalla mediante, un momento agradable y de aprendizaje. Los museos, invitan asostener el deseo del visitante familiarizado con las artes visuales, pero también, a generar nuevos hábitos entre quienes usan herramientas digitales yno tuvieron posibilidadesde recorrer museos de sus propias localidades, o bien, de otras partes.

Dentro de los grandes museos del mundo, el Museo Nacional del Prado, que por estos días tiene un récord de visitas virtuales, comparte su pinacoteca y atrae al público virtual con encuestas, videos de obras comentadas y propuestas didácticas infantiles o para familias. Al seguirlopor Instagram y Facebook se puede ingresar a un “VIVO” como el de Rubens, Veronés y Poussin, o ver sus Stories, posteos y actualizaciones del website.El Museo Nacional Reina Sofía propone despertar con arte en estos días en que para muchos el móvil es su ventana al exterior, así recuerda exposiciones pasadas como la de David Wojnarowicz “La historia me quita el sueño”, entre otras.

El reflejo de lo inmediato, en plena consternación, emerge a través de manifestaciones en torno a la vida en pandemia, “museocuarentena”, es un caso de museo virtual en Instagram, creado con el fin de mostrar “nuestras obras de cuarentena” donde se dejan expuestos los cambios de hábitos, lo que conlleva convivir con lo inesperado, lo vulnerable, y lo que no se puede dimensionar desde el conocimiento previamente adquirido. En esta resemantización visual, un ejemplo de intervención artística en pandemia, es el caso de “The Time of the Virus (2020)” de Dan Perjovschi en el MoMA. El artista “crea dibujos engañosamente simples que dibuja directamente en periódicos, portadas de libros y paredes de museos. Respondiendo a eventos locales y globales recientes, sus escenas retratan la realidad con humor agudo, a menudo exponiendo el comportamiento cívico y la fragilidad humana”. La fotógrafa y curadora de los dibujos efímeros, Roxana Marcocia, afirma que “se trata de dibujos que en un momento de incertidumbre global ofrecen información y perspectiva.”

Otros sitios recomendados por los mismos usuarios durante los primeros 15 días de cuarentena fueron: el Museé d’Orsay, el Louvre, la galería Nacional de Berlín, Museo Picasso, Fundación Joan Miró, Museo Frida Kahlo, Museo Thyssen-Bornemisza y Google arts & culture, proyecto tecnológico que reúne museos y galerías de todo el mundo, exposiciones online y colecciones, y permite acceder a recorridos virtuales de museos utilizando la tecnología Google Street View.

En la Argentina son muchos los museos para explorar: El Museo Nacional de Bellas Artes propone recorridos virtuales por autor (Prilidiano Pueyrredón, Emilio Pettoruti, Antonio Berni, Raquel Forner), información sobre las salas de arte prehispánico y colonial, y un recorrido por la pintura italiana del siglo XIX. También presenta durante todo el mes de abril el ciclo “MUSEO/CINE/ARTE”, una selección de películas sugeridas por Leonardo D’Espósito, curador de cine del Bellas Artes. En redes sociales comparte obras patrimoniales y “Pensamiento de artista”, un ciclo original de diez entrevistas audiovisuales a creadores argentinos de relevancia y trayectoria. Además, la página web sugiere recorridos temáticos y cuenta con una selección de audioguías dedicadas a obras maestras, tanto de artistas argentinos como internacionales.

Por su parte el Malba habilitó conferencias virtuales, audioguías de exposiciones y material educativo, en tanto que la Fundación Proa lanzó una nueva experiencia para estudiar desde casa, con una serie de clases online y gratuitas sobre algunas de las artistas que participarán en la próxima exhibición (Mona Hatoum, Shirin Neshat y Louise Bourgeois), impartidas desde de la plataforma ZOOM (los cupos se agotaron, próximamente se abrirá la inscripción para nuevos cursos). El Museo de Arte Moderno de Buenos Aires invita a la propuesta “Museo Moderno en Casa” con tutoriales educativos y un documental que repasa la trayectoria de Sergio De Loof.

En cuanto a otros museos del país, son numerosos los que están dando sus primeros pasos en redes, al igual que galerías, con la esperanza de implementar proyectos futuros que los hagan más visibles e interactivos. En la provincia de Santa Fe se inauguró una plataforma digital, desde donde se puede ingresar con tecnología 360° al Castagnino + Macro (Rosario), con su sede Municipal de Bellas Artes “Juan B. Castagnino” y su sede de Arte Contemporáneo que contiene la muestra “Arte Argentino. 100 años en la Colección Castagnino + Macro”.

El mundo de la creación en artes visuales, no queda al margen de lo que sucede en museos; algunos artistas postean que están en plena producción durante la cuarentena, otros que están bloqueados, algunos que comenzaron a replantear toda su obra, muchos que se encuentran lejos de sus talleres o sin elementos para continuar trabajando, también están los que comparten la intimidad de sus talleres y el proceso de sus creaciones sin intermediarios.

Mucho habrá que pensar y reformular sobre el campo de las artes visuales post-pandemia, pero ahora es tiempo de quedarse en casa, haciendo uso de los recursos virtuales que nos acercan los museos, hasta que volvamos a estar reunidos frente a una obra.



#museosencasa, #museosencuarentena

Gabriela Schuhmacher

Imágenes (Screenshots)

Te puede interesar también:
Lo bueno de esta Edad Media es que después vendrá el Renacimiento. Por Glamart

por Gabriela Schuhmacher, 7 de Abril de 2020
compartir