Oasis. La nueva trilogía sonora de Melingo

Melingo presenta su tan esperado álbum “OASIS”, editado bajo el sello discográfico Buda Musique, y completa de esta forma la trilogía iniciada con sus discos LINYERA (2014) y ANDA (2016) en el cual el reconocido músico consolida un estilo único.



"En palabras de Melingo sobre este nuevo trabajo: “El sentimiento es el vehículo necesario cuando de música hablamos. El canto o la música pura sería solo un ejercicio sin ese vehículo. Qué sentido tendría la vida sin música? Qué destino tendría el emisor sin receptor? Terminamos de crear esa música, los que desde pequeños nos dedicamos al noble oficio en el oído de ese receptor y que mejor panacea conocemos cuando al oír ese sonido, esa melodía, nos hace sentir a Dios en el cuerpo, nos entusiasma, nos da ganas de crear, de vivir. La manera de alargar la vida es tener proyectos futuros, eso alegra nuestra existencia y una de las alegrías mayores es contagiar ese sentido hecho sonido. Verle la cara a Dios aunque sea un instante, eso es nuestra felicidad y el éxito en general. Traspasando ese vértigo inicial, podemos decir que ya está al alcance del oído oyente, el nuevo material sonoro, OASIS, mi nuevo vehículo súper sport”.


EL LINYERA (Melingo)
Es un trashumante que va de un lugar a otro trasladando mucho más que su cuerpo. Lleva consigo historias, relatos de viaje, paraísos perdidos, terruños conquistados, mensajes construidos de boca en boca. Siempre en un camino de libertad. Debajo de un cielo estrellado, al lado de las vías o de un río incesante, en medio de la incertidumbre de la vida. Bohemio, gnóstico y anarquista, no le debe nada a nadie.

EL CAFISHIO COCOLICHE (Vinicio Capossela)
El Cafishio: Embustero, traficante de opio, rufián melancólico, mercenario al mejor postor. Toda su vida vivió del delito, desde que su abuelo paterno mafioso siciliano le regaló el sombrero que usaba en la mafia. De su padre, un pirata de alta mar, heredó el oficio aventurero. Debe varias muertes, pero aun así tiene un costado humano. Es el lugarteniente de la jefa del hampa Ágata. Aunque sigue al pie de la letra el plan de su jefa, que es seguir a El Linyera a sol y sombra y matarlo, siente cierta fascinación por la vida en apariencia errante pero romántica.

EL 7 VIDAS (Andrés Calamaro)
El canto (blues) de Andrés es sobre los pesares de sus vidas pasadas. Lo peor es recordar todo. Detalle por detalle. Narra sus vidas pasadas y llega hasta la actual, la que lo hubiera hecho más feliz: “Torero Bandido”, pero es la vida que le falta vivir. En él no hay presente. Todo es una masa confusa sin tiempo y espacio, en la que ve morir todo. Y su pesar por recordar todo, hasta los silencios de sus 7 vidas.

EL MALEVO NOY / LA CHAMANA (Fernando Noy)
Es el ser con dos caras, dos almas, múltiples secretos y mensajes. Y, en esencia, dos voces contrapuestas. Como una especie de Jekyll & Hyde, El Malevo Noy se convierte, de manera repentina, en La Pitonisa. Es como una posesión inevitable e inesperada que incluso él mismo ignora. No es consciente de su dualidad.
Esta cualidad es debido a que tiene la “enfermedad santa” y es parte de los grandes epilépticos históricos, como Hércules, Rey Saúl, Alejandro Magno, Julio César, San Pablo, Juana de Arco, Lord Byron, Fiodor Dostoyevski o Vincent Van Gogh.

HENRY, EL ADIVINO (Enrique Symns)
Divaga en su mente por parajes insospechados que sólo el destino sabe. Conoce como pocos que no hay distinción entre el pasado y el futuro. En su carromato y acompañado por su perro fiel y sordomudo, ni siquiera le hace falta oír, ver o hablar para darse cuenta de todo. Se acuesta por la mañana y despierta a la “hora mágica” sólo para comprobar que no sabe nada. Sólo dice lo que siente, y lo que siente es mucho.





ÓPERA DEL LINYERA (sinopsis)

El linyera sueña con una melodía que nunca escuchó, una isla y una persona no puede distinguir si es hombre o mujer- de espaldas, que deja traslucir el mango de un instrumento de cuerda. Se levanta poseído por esas imágenes aún difusas pero poderosas. Camina por la calle. Se cruza con un adivino que habla de navegantes. A lo largo de las horas intenta reconstruir el sueño. Por momentos, esa melodía lo abandona. Y todo se derrumba.
Un amigo le pide si lo acompaña a la biblioteca. El Linyera acepta. De un libro que toma al azar se cae un mapa que muestra los mares. Sale entusiasmado, y en su camino pasa casualmente por un anticuario, entra y ve un cuadro similar al del sueño y un grabado de un barco en altamar.
La melodía vuelve y se va. No la puede capturar. Hasta que cree estar convencido que el lugar soñado es la Isla Maciel. Va hacia allí y de espaldas al río hay alguien de espaldas, con un sombrero, y con una guitarra. Cree que es la imagen del sueño, pero al acercarse ve que es  un payador. Se va cabizbajo.
Se reencuentra con sus amigos. Y en un momento, la música, las palabras del adivino, alguna imagen del sueño lo convencen de que debe viajar lejos. El Linyera se las rebusca para obtener dinero para conseguir viajar. Cuenta historias a la gorra. Intenta ganarse unos pesos empeñando su galera y sus
botas. Al mismo tiempo, sus amigos organizan en su ausencia un sorteo falso para juntar los fondos. Se lo entregan a El Linyera. Consigue un barco. Le hacen una despedida que es interrumpida por una redada policial que pretende detener a los linyeras por edictos por portación de nombre, rostro o ruidos
molestos.
Viaja solo por los mares bravíos, sorteando tormentas, piratas, tribus caníbales de las cavernas, tiburones, pestes. Durante la travesía, ve que un barco naufraga. Salva a sus tripulantes. Los rescatados son el cafishio Cocoliche y la bailarina Encarnación, además de una pareja y varios hombres. El Linyera y ese mercenario sienten afinidad. Se hacen amigos. Aunque Cocoliche hace
bailar a Encarnación mientras el Linyera toca un instrumento así el aprovecha a robar a los asistentes. Además ofrece a la baiularina al mejor postor. El Linyera se enfrenta con él en un duelo musical en honor de esa mujer.

En el barco, el cafishio convida opio a la bailarina y a El Linyera. Viven una alucinación colectiva. Los tres ven que desde los agujeros de las rocas salen ratas con rostro humano, se forma un arcoiris oscuro y aparecen gnomos con alas.
Luego ocurre algo extraño. El barco toma su propio rumbo y encalla, como si el mar se hubiera secado o convertido en tierra. Llegan a un lugar que tiene una atmósfera esotérica y neblinosa.
Ellos creen que siguen bajo los efectos de las alucinaciones. Ignoran que ese dominio existe.
Un dominio que es una especie de abismo estelar. Donde se suelen ver seres extraños o sátiros y duendes subir a las montañas para ver danzar a los dioses bajo la luz de la luna.
Los recibe El Malevo Noy, un personaje raro que les ofrece participar de un banquete. Sin embargo, los conduce a una prisión hermética donde sólo hay un detenido: 7 vidas. El Malevo le saca el bouzuki al linyera y lo tira a una hoguera.
En el lugar hay un perro guardian, King Charles I, que antes era Rey. Todos ellos son experimentos de Hécate, la deidad que domina ese castillo. Casfishio Cocoliche queda enfurecido con tres revelaciones: descubre que esa mujer en el plano terrenal se desdobló en Agatta, la jefa del hampa, que le encargó
matar a un hombre que iba en busca de un tesoro. También descubre que ese hombre al que debía matar por encargo era El Linyera. Pero lo que lo saca de eje es la desaparición de Encarnación.
Al mismo tiempo, 7 vidas al ser perdonado por El Linyera, por ser descendiente de Christo, su primer antepasado y a la vez víctima mortal del prisionero, recibe la liberación. Todo comienza a desencadenarse. Los persigue el Malevo Noy, que da muerte a El Linyera porque se escapa de la prisión.
Pero la Chamana retrasa el tiempo para volver a la vida a El Linyera, que huye con 7 vidas y Encarnación.  Llegan a la torre Celeste. 7 vidas empieza a disolverse como arena.
Flashback: vemos el origen de El Linyera en pantalla. Una canasta de bebé en la puerta de un conventillo. Un niño que juega con soldaditos mientras una prostituta está sentada en un sillón. Corte a un joven de 18 años que se despide de las prostitutas. Le dan un objeto de recuerdo. Al volver a la historia, El Linyera saca ese objeto de un bolsillo.
Quedan solos El Linyera y la bailarina.
Aria romántica entre los dos. El canta y ella danza hasta que no puede parar de girar.
Flashback: Descubrimos a una niña bailarina que danza en una burbuja de cristal. La observa Hécate. Inferimos que es su hija y que ella es capaz de experimentar con la niña.. Corte a: Hécate revelándole que su padre es un adivino que la abandonó. La bailarina va a buscarlo. Y al enfrentar al anciano
Enrique, lo saca a bailar, en un baile narcótico y frenético. Gira hasta que su padre cae, golpea la cabeza en un roca y muere. Su madre, a modo de protección, la ofrece como cautiva/esclava del mercenario Cafishio.Y le quita el don de hablar y escribir para que no pueda revelar que sus padres son Hécate y el extinto adivino.

Los sorprende el Cafishio. Que desmaya al Linyera de un golpe y da muerte a la bailarina con una daga especial de oro que es capaz de vulnerar la parte humana de la bailarina, cuya mitad es una deidad por ser hija de Hécate. La bailarina, moribunda, le da un beso envenenado. Cuando El Linyera despierta, El Cafishio lo mata por la espalda. Nuestro héroe que cae de la torre. EL Cafishiose desvanece. Sueña después de muerto. O muere mientras sueña.
El Malevo mata a la Chamana en una especie de suicidio. Y el perro devora a El malevo. El Cafishio llora. Por la muerte de sus dos amigos y a la vez porque fue envenenado.  
Todos los personajes vuelven a la vida. Los vemos en un barco fantasma. En parelelo, en otro tiempo, los tripulantes del futuro explican la trama. Viajaron al pasado para evitar que Hécate transforme a los seres humanos en híbridos o criaturas deformes. Eso hubiese llevado a que en el futuro sólo existiese una especie monstruosa que causaría la extinción de los humanos.
Volvemos al barco, que viaja de noche. Al amanecer todos cantan un réquiem.
Llegan a una isla. Se bajan. El Linyera se adentra hacia donde no llegó ningún ser humano. Escucha la melodía del sueño, que lo atraviesa como un rayo, y sigue el sonido. Hasta que descubre a una persona que toca el Bouzouki en una casa. Sólo la vemos de espalda, a través de una ventana. Es la melodía y la imagen del sueño. El Linyera llama a sus compañeros de viaje. Para compartir su hallazgo.




Músicos
Daniel Melingo: Voz
Muhammad Habbibi: Guitar
Juan Ravioli: Bass & Samples
Gomez Casa: Drums & Samples
Matias Rubino: Bandoneon
Músicos Invitados
Baltasar Comotto: Guitar
Patan Vidal: Piano

Ficha Técnica “Oasis”
Mixing & Coproducer: Oliverio Sofia
Record & Editing: Juan Ravioli
Recording & Mixing: Mauro Taranto
Mastering: Jon Astley
Design: Ale Ros
Art: Ricardo Mosner
Photos: Alfredo Srur




Melingo describe su música como "prototango". Tom Waits, Paolo Conte y Nick Cave vienen a la mente cuando lo escuchas, y sus canciones evocan sueños e imágenes de películas y novelas de aventuras. Este blues radicalmente moderno del sur profundo es a la vez surrealista e hipnótico, romántico y llamativo; también podría llamarse “Gótico Rioplatense”. En compañía de su banda de músicos y poetas itinerantes, es un artista de espíritu libre que desafía las definiciones en el cenit de sus poderes. En parte rockero, en parte flamígero cantante, con un toque de comediante, así como un multiinstrumentista y compositor, nos embruja con sueños embriagadores. Comenzó en los años 80 en la turbulenta escena del rock alternativo nacida de la dictadura militar y el colapso del orden moral, presentando grupos como Los Abuelos de la Nada Y Los Twist. Entonces, ¿Melingo está loco? Es más complicado que eso. El cantante travieso, con enorme voz, también es un gorrión helado por las brumas húmedas de la mañana rioplatense. Melingo está dando nueva vida al tango-canción, el género musical duradero asociado con Gardel. Impertinente y tan pertinente, nuestro hombre ilustra la noción de opuestos complementarios.

Tour Dates
Debido a la situación mundial del Covid-19, la gira europea en Abril ha sido cancelada, y algunos conciertos se pospusieron para fines de septiembre y principios de octubre (Pronto se anunciarán nuevas presentaciones).

11/7, Jazz Open, Stuttgart (DE)
22/7, Festival Musicas do Mundo, Sines (PT)
25/7, Klangfarben Festival, Regensburg (DE)
26/7, Horizonte Festival, Koblenz (DE)
24/9, De Roma, Anvers (BE)
25/9, Opéra Underground, Lyon (FR)
27/9, Le Moods, Zurich (CH)
28/9, MOMkult, Budapest (HG)
7/10, Rocher de Palmer, Bordeaux (FR)
8/10, Teatro Lara, Madrid (ES)


compartir