Andrés De Rose y Julia Padilla en Gachi Prieto

GP-feb2020.png

La pintura es el ámbito de una práctica filosófica donde Andrés De Rose revela su inquietud por el sinsentido de la cultura, cierta desesperanza de la vida en una ciudad. Una nota donde expresa melancolía por la civilización. Para él, pintar es modelarse una arquitectura nueva dentro del esquema de una ciudad que le resulta hostil, pero a la cual no renuncia. La elige para trabajar optando estar presente donde sus ideas lo convocan. Se acerca como un entomólogo a las cosas e inventa a partir de ese contacto donde un insecto es un animal pequeño y al mismo tiempo una tecnología muy compleja. Andrés advierte que la ciudad no convive con la naturaleza, se entiende solo consigo misma y la expulsa. En su obra, la matemática de las líneas rectas presenta ese efecto de aislamiento mientras los plenos negros aumentan la percepción de soledad. La geometría es el recurso que adopta para corregir el desdoblamiento que distingue entre civilización y barbarie, división que ubica a la naturaleza como antónimo de la cultura. ¿Puede una obra de arte salvar al mundo? No, pero puede traerle alivio del mundo al que la realiza.

David Nahon
Curaduría de Andrés Waissman y texto de David Nahon.


El Patio, ciclo de instalaciones al aire libre inaugura Afelpada de Julia Padilla

Esta propuesta articula tres instancias (20/2, 14/3 y 21/3),
el 20 de febrero presenta la primera una performance de Cervio Martini y Carolina Hirschhorn.

Nos ahogamos al tocar seco y el aire se insonoriza. ¿Babeamos adentro de un pozo, o la tierra nos tapona? Recolectamos cosas que encontramos en las partes blandas de la costa. Tomamos baños termales para absorber sal. Respiramos monóxido de carbono, reptamos vomitadas y desvanecidas por la vereda de laja; nos meamos, pedimos auxilio, nos entuban y alimentan con sondas.

Alberto Antonio


Inauguran el jueves 20 de febrero de 2020 a las 18hs en Gachi Prieto (Uriarte 1373 - CABA)

compartir