Un peculiar homenaje de pretensiones modestas

Jardinería y Paisajismo. Max Cachimba en Hechos Artísticos desde el miércoles 13 de noviembre de 2019 hasta el domingo 29 de diciembre de 2019.
“Jardinería y Paisajismo” es una serie de pinturas recientes del historietista, ilustrador de libros, pintor de caballete y también “aficionado poeta” Max Cachimba. Como él mismo señala, retratan a discretos y silenciosos habitantes de un jardín nocturno

“Con ánimo jocundo / voy por el mundo”, dice una simpática zanahoria, con una botella en una mano y una trompeta en la otra. Ella, parte del variopinto repertorio de personajes de Max Cachimba, aparece en Versos selectos (Iván Rosado, 2016), compendio de rimas acompañadas de sintéticos dibujos a tinta. Cachimba es rosarino, autor de historietas, ilustrador de libros, pintor de caballete y también aficionado poeta, según sus palabras. El espíritu festivo es en este libro, una vez más, la excusa para contar de forma sucinta una serie de situaciones por las que desfilan un barril de cerveza que humea por una pipa, un pez bailarín, un pollo que toca la guitarra, entre otros. El absurdo de la cultura popular, las canciones o refranes resultan fuente de interés por su carácter absurdo: “Un pollo siempre de jarana de la noche a la mañana. / Se despluma alguna pluma, / de tanta caravana”.



De la síntesis de la línea al collage como recurso compositivo
Lo importante es contar, generar una miscelánea de situaciones disparatadas. De lo popular a la obra de artistas surrealistas como Max Ernst. El embrujo de tus ojos (Iván Rosado, 2019), su último libro editado, es un melodrama en formato de folletín sentimental en el que conviven naturalezas muertas con reproducciones de pinturas renacentistas y barrocas, formas libres y geométricas flotando junto a calaveras, floreros, libros, naipes y embutidos, más sus ya tradicionales jarras pingüinos, pelicanos y pollos. El jardín como escenario ya presente: “Olvidado de / asuntos mundanales, / el experto jardinero aficionado / se esconde tras un álamo. / Jamás volverá a / ser visto. / Bochorno / canicular”.

La mixtura es la clave: mixtura de fuentes, mixtura de lenguajes. Cachimba también se aventura a números cuasi teatrales junto a Rodolfo Marusich en La Dimensión Descocada: “Son funciones únicas en las que hay cosas circunstanciales, pequeñas historias de un minuto que van transcurriendo con intenciones cómicas, chistes guionados, no hay improvisación. Admitimos severas críticas por lo que estamos haciendo, pero esperamos que se rían”. En esas escenas se suceden algunos actores recurrentes, como el enano y la gallina, pero en diferentes situaciones.

Divertimentos domingueros y caprichos escenográficos
Su taller es su casa. Todo sucede en la misma mesa, las cosas de pintura se encuentran con las de la cocina (dice que el pequeño formato se lo permite). Sus gatas se le suben justo cuando se pone a pintar. Recuerda una especie de puma o gato medio deforme de cerámica que podría ser más adelante otro de sus modelos. Se sumerge de lleno en cada uno de sus trabajos. Si ilustra un libro, le dedica meses. Entonces aparece la pintura como un descanso. Cuando pinta, pinta mucho. Se nota que se divierte en cada cosa que hace.

Todo bien en el jardín es el nombre de cada una de las 14 pinturas de pequeño formato que seleccionó Cachimba para esta muestra. Realizadas en acrílico sobre tela, son las más recientes de una serie extensa que comenzó aproximadamente en 2006: “Son retratos de figuras decorativas de cemento para jardines. Los personajes, de momento un enano, una gallina y una oca, aparecen en el centro del plano rodeados de un discreto paisaje nocturno. Las figuras (de cada personaje) son siempre las mismas; en la repetición de la escena van apareciendo leves variaciones de luz y diferentes paisajes de fondo. Esta insistencia me sugiere cada personaje como una presencia silenciosa y estática, acorde a la sutil vida vegetal que los rodea en el jardín. Todo esto surge de mi fascinación y simpatía por esas figuras y los jardines decorados que uno ve por allí. Sería un homenaje a ese mundillo”.

Algo está pasando en un jardín nocturno
El local habitado por esta muestra se encuentra en una de las galerías más antiguas de la ciudad, el Pasaje Pan. La rima entre el pasado y presente se pone en relación con el clima de las obras, cierto estado de suspenso genera misterio, tal vez por la pose fija de estos modelos o por la falta de referencias espacio temporales. Algo está pasando en un jardín nocturno (que bien podría ser el del autor). Al elenco estable, el enano y la gallina, se le agrega un nuevo personaje: el ganso. El enano está acompañado por ramas medias secas, podría ser una etapa otoñal: “El enano siempre fue más cercano a los amarillos, blanco y negro. Todas las pinturas están básicamente resueltas con combinaciones entre esos colores, y en algunas aparecen pequeños detalles de rojo y azul. Es un trabajo en progreso. Mis pretensiones son modestas. Lo importante es el estudio en sí de las variaciones que tiene que ver con cuestiones estilísticas, las figuras se van transformando y con el tiempo noto cómo cambia el modo de pintar, estoy atento a la perfección de las formas, aspectos muy sutiles. Se fue haciendo todo más austero”.



Acompaña la escena una especie de altar bizarro en un rincón que aúna cosas de lo más diversas como guirnaldas, un florero con flores de plástico, un mantel a cuadros y claro, los modelos de la muestra: el enano y la gallina de cemento. Muchos de estos irrisorios artículos son parte también de la escenografía con la que juegan en La Dimensión Descocada: “Las cosas más raras me las encuentro en la calle, otras las compro por capricho, otras me las regalan”. Ante la duda acerca del género de las obras, si podrían ser retratos o naturalezas muertas, Cachimba aclara que originalmente son retratos. Por el ritmo y el modo en que están montadas es inevitable pensar en la animación, otro universo que Cachimba también exploró: “Lo de la animación también es un tema presente, podrían ser vistas como el mismo personaje mientras pasa el tiempo y nada (o poco) se mueve, pero no se sabe si son varios”.

Afortunadamente se abren varios interrogantes que según Cachimba “serán develados oportunamente”.





Dónde, cuándo y en qué horarios
La muestra Jardinería y Paisajismo puede visitarse en Hechos Artísticos, en el local 15 del Pasaje Pan los miércoles y viernes de 10 a 13 y de 16 a 20hs, o acordar vía Instagram Pasaje Pan un horario de visita. Cierra el 13 de diciembre de 2019 con la presencia de Max Cachimba en el marco del “Cruce Pasajero “, horario extendido de 16 a 22hs.



Colaboración especial para El Diario El Ciudadano de Rosario


compartir