Performance: En busca del Padre Total | Hernan Chinaski

azur-nov19.jpg

ON TOUR 2019

Luego de su participación en la Bienal de Venecia, Hernán Chinaski sigue infiltrándose por los territorios europeos, esta vez en el estado de Brandeburgo a pocas horas de Berlín.
Tras la II Guerra Mundial, todas las casas de los jerarcas nazis fueron destruidas por la bombas o dinamitadas por el propio estado alemán. Pero hubo dos de ellas que quedaron del lado ruso cuando se dividió Alemania y no sufrieron ningún daño. Fueron las residencias frente al lago de Joseph Goebbels, la Blockhaus y la Landhaus (Bogensee) donde el ministro escribió los famosos discursos sobre la “guerra total” y donde la familia Goebbels completa vivió hasta su mudanza final al bunker de Hitler.

Inmediatamente tras la caída del eje, los rusos las usaron para continuar el adoctrinamiento en el comunismo, a través de la FDJ (Freie Deutsche Jugend – Juventud Libre Alemana). Décadas más tarde y a 200 metros del Bogensee, los soviéticos construyeron siete edificios de inconfundible estética stanilista para ampliar las clases ideológicas

Dentro de ese olvidado predio Hernán Chinaski, y tras una ardua travesía por el denso bosque (en el pueblo cercano nadie quiere alquilar ningún transporte por que temen que se transforme en un santuario neonazi) realizó performances e intervenciones dentro y fuera de los mobiliarios alertando sobre el adoctrinamiento presente y la prepotencia fascista en la Argentina. Hoy todo esa hacienda en lo profundo del bosque alemán se encuentra abandonada, el estado no sabe qué hacer con ella, la naturaleza de a poco se va inmiscuyendo, recuperando lo que le era propio.


EN BUSCA DEL PADRE TOTAL

¿Cómo poner en práctica un anti adoctrinamiento?
¿Cómo derribar el paso “del hablar” al “ser hablado”?

Veo en la actualidad que asistimos a una caída de la “imagen paterna”. A la desaparición del padre que transmitía un “saber-hacer”, que dejaba una herencia, un “mundo”… Que era poseedor de un No, que delimitaba un tiempo y un espacio, en definitiva, un “padre de la ley”.

Un papá moderno separado recientemente me comentó: Hernán, ya dijimos No, pero el Sí está en todo. Faltan adultos que se tomen en serio la palabra. El lugar que hoy tienen los chicos en la sociedad es el de demandante y todo pasa por aplacar su demanda.

A partir de estas observaciones comienzo a pensar en el futuro de las juventudes contemporáneas carentes de una imagen paterna. Sospecho y sostengo que con el tiempo terminarán tratando de compensar esa falta original, irán “en busca del Padre Total”, un nuevo Stalin, un nuevo Hitler.

Hernán Chinaski, Wandlitz 2019

Viernes 13 de septiembre de 2019 en Galería Azur (Arenales 867, CABA)

compartir