Concierto + Instalación telemática + muestra en cheLA

chela1-nov19.jpg



#Notausgang
Concierto de Siedl/Cao + invitadxs
Viernes 6 de diciembre de 2019 a las 20 hs

Como resultado de la residencia del duo Siedl/Cao en cheLA, estamos entusiasmadxs en presentarles este proyecto de sitio específico con composiciones que cruzan géneros, instalaciones de sonido en vivo, y performances multidisciplinarias en colaboración con artistas de Buenos Aires.
Siedl/Cao es un duo de compositores y artistas de sonido con sede en Viena. Trabajan en el campo de la música electrónica e instrumental contemporánea, el teatro musical y el arte sonoro. Son Cao Thanh Lan de Vietnam y Gregor Siedl de Austria.

artistas invitadxs
Fabiana Galante, Luis Conde, Fernando Perales, Valentín Pelisch, Pablo Boltshauser, Sam Nacht, Juan Marco Litrica y Lucía Drocchi

Con el apoyo de la Embajada de Austria en Argentina.





Prácticas de Periferia
Instalación telemática - Comienzo de la etapa Ecuador
Sábado 7 de diciembre de 2019 de 16 a 20 hs

Prácticas de Periferia es una serie de derivas simultáneas interrelacionadas que realiza un grupo de artistas de Argentina, Ecuador y Suiza durante 9 días ininterrumpidos a lo largo de extensas distancias. Cada deriva propone una línea de observación, acción y registro que entrama una cartografía colectiva en torno a la periferia.
La experiencia se realizó en octubre desde Parque Patricios en la ciudad de Buenos Aires hasta Cazón en el partido de Saladillo y en diciembre se parte desde Guayaquil, pasando por la Reserva Ecológica Manglares Churute hacia Santa Rosa de Flandes.

En simultáneo con las derivas en Ecuador, se visualiza en cheLA una cartografía interpretativa generada por el desplazamiento y los registros de los artistas.
La instalación estará abierta al público del 7 al 18 de diciembre (sab-dom 16 a 20 / lun-vie 17 a 21).

Artistas
Alejandro Cevallos N., Patricio Dalgo, Patricio Gil Flood, Mariuxi Giraldo Morales, Sara Mc Laren, Ángeles Piqué, Elina Rodríguez, María José Trucco, Alexia Turlin y Fabián Wagmister.

PRÁCTICAS de PERIFERIA es un proyecto de CRA l Centro Rural de Arte y Pedalúdico. En colaboración con la Fundación suiza para la cultura Pro Helvetia en el marco de su programa en América del Sur «COINCIDENCIA» Y el apoyo de MAAC Museo de Antropología y Arte Contemporáneo de Guayaquil (EC), Fondo Nacional de las Artes (AR), Fondo Metropolitano de la Ciencia, la Cultura y las Artes (AR), édhéa École de design et haute école d’art du Valais (CH), BienalSur UNTREF (AR), Fundación eXActa (AR), cheLA (AR), REMAP UCLA (EEUU). En articulación con Reserva Manglares Churute, Dirección Provincial del Ambiente Guayas y Fundación Andrade.




Dispositivo de Dibujo Interespecies
Virginia Buitrón
Curaduría: Marcos Kramer
Inauguración: Sábado 7 de diciembre de 2019 a las 16 hs

Una instalación, hábitat y refugio para Hermetia Illucens en todos sus estadios; mosca, huevo, larva y pupa. Estos benéficos insectos aceleran el proceso de compostaje y dibujan antes de su metamorfosis. En este circuito de transformación de la materia colaboran animales humanxs, bacterias, insectos y plantas.

Estar echadx, sin poder ver y en el medio de la mugre es una posible descripción del fracaso.
Mirar con los ojos bien abiertos, recuperar la estatura y mantenerse alejadx de la podredumbre siguen siendo atributos humanxs festejados en el contexto antropocéntrico en
el que nos encontramos.

En el Dispositivo de Dibujo Interespecies de Virginia Buitrón, las larvas ciegas, reptantes y “composteras” se oponen a esos paradigmas culturales. Desde hace unos años la artista empezó a observar a un grupo de larvas que reptaban por la basura y alojó su mirada en el reino animal que se encuentra más bajo para las consideraciones humanas (¿puede una larva ser tan tierna como un gatito, por ejemplo?). Las larvas y las moscas fueron durante siglos una apoyatura moral para el arte religioso, recordatorios de lo vil y putrefacto de la carne mundana de nuestros cuerpos ante los que se alzaba el reino celestial como único salvoconducto.

Pero esta lectura se mantiene aún en el pensamiento laico: los relatos mitológicos de la modernidad enfundan a ciertos animales (y no a otros) como símbolos del poder o la rabia bien entendida, por ejemplo. Incluso las hormigas, crueles trabajadoras, han sido referencia del esmero y la laboriosidad: desde las fábulas de la infancia se nos dijo que las hormigas que trabajan de sol a sol tienen más dignidad que las cigarras ociosas del puro canto. Virginia Buitrón fue a buscar a la basura de la historia cultural y encontró en las huellas reptantes de las
larvas de Hermetia Illucens unas aliadas para poner en tensión el vínculo entre arte y agencia animal.
Mediante los elefantes pintores o los monos artistas se intentó encontrar el germen del arte en los animales. Pero eso ha mantenido a nuestra conciencia y a nuestro sentido estético como la brecha que nos distancia de ellxs y como la única posibilidad para la creación de imágenes. Al margen de la penosa construcción del “arte como espectáculo” que esos experimentos ofrecen, los intentos por hacer pintar a los animales siempre tienen la mediación del pincel y el caballete, la extremidad simil mano y detrás una disciplina de rigurosidad militar: más de lo mismo. Las larvas de Buitrón, en cambio, pintan involuntariamente, dejando la huella de su cuerpo sobre un soporte ocasional y sin conducciones autoritarias.

Desde tiempos inmemoriales se han interpretado los vuelos de las aves, se han leído las estrellas sobre el mar, se ha oído al viento como augurio de tormentas. Virginia eligió atender a las larvas y sus movimientos, nunca más allá de sus posibilidades ni torciendo sus objetivos vitales. Simplemente las hace dejar su huella para que veamos lo que pueden sus cuerpos y el ciclo natural que requiere su existencia. Ahora es tiempo de leerlas y ser la especie paciente que debemos ser. Pero el DDI de Virginia va mucho más allá de la producción visual: el DDI es también el hábitat de las larvas y un lugar de circulación de energías, transformaciones orgánicas e interacciones durante el ciclo de la vida.

Virginia y las larvas co-crean algo más que dibujos: construyen calma. No solo porque el carácter casi improductivo del DDI destruye a la ciencia voraz de resultados, desmereciendo el finalismo del pensamiento científico. La calma del DDI de Virginia nos exige una disposición paciente en el centro de la sala: no sucede nada grandilocuente, no pasará nada impredecible.
Y eso es la naturaleza si la miramos como los animales que somos. Es que mirar el DDI de Buitrón es como estar en el centro de la selva o frente a un largo valle desértico. La quietud y el silencio cobijan debajo, delante, por encima y detrás, la ecología minuciosa de la naturaleza.
Estar en calma, inexpectantes, frente al dispositivo de Virginia convoca a sentir la naturaleza con la empatía animal que ocultamos por temor. Con Buitrón y sus larvas, recuperamos la
animalidad que necesitamos.

Marcos Kramer

Inauguración: Sábado 7 de diciembre de 2019 a las 16 hs
Activación: Sábado 14, 18 hs
Cierre: Sábado 21, 16 a 20 hs


cheLA (Iguazú 451 - CABA)
Parque Patricios

chela2-nov19.jpg chela3-nov19.jpg
compartir