Mariano Molina y Deborah Jafif en Quimera

quim-oct_1.jpg

Líneas de flotación
La reciente producción de Mariano Molina transita por un nuevo giro protagonizado por la línea. Más específicamente, por una línea que parece flotar en el espacio. Esta percepción inicial descubre un mundo donde el fragmento y la totalidad, la abstracción y la figuración, la realidad y la ilusión –elementos transversales a su trabajo– se mixturan a partir de la singularidad del trazo propuesto. A la distancia, las formas parecen desprenderse del soporte, sea muro o lienzo, para salir a nuestro encuentro.

por Laura Casanovas (Curadora)


Las muchas maneras de combatir la nada

A Deborah la conocí hace ya un largo tiempo, me visito en el taller con sus bolsos cargados de materiales diferentes, desplegó las telas que eran “media sombra” tratadas como los mejores
terciopelos, piedras diamantinas, alambres rústicos, hilos de cobre. Todo a un mismo tiempo, “vengo de parte de Vicky Cobos”. Impulsiva, arrolladora. Visite su muestra en CC Borges tiempo después, hablamos mucho. La descubrí curiosa, vital esencialmente.

Me impresionó como no parecía haber límites formales en sus búsquedas, esa manera singular
que tiene de combinar lo inimaginable y hacernos enfrentar un tapiz de palacio joyante
y luminoso.

Ficción, nos propone una ficción, un habitáculo reducido, lánguido y revelador. Sus trabajos
penden de alguna parte, nos cruzan, nos rozan, no son obstáculo son desprendimientos, tal vez
ignora ella que esos hilos son raíces también.

Vamos penetrando un hábitat único, caminamos pasos cortos adentro de su instalación en
Quimera.

Hay travesías no buscadas, sorpresivas para nosotros los caminantes avanzados.
Deborah tiene la ideología de la juventud permanente, la valoración de lo industrial como reserva de la suntuosidad perdida. Sustituye y recrea, solicita cierta actitud estética de parte del espectador que interactúa, demanda proponiendo.

Borges en uno de sus poemas “Límites” escribe – estas calles que ahondan el poniente, una
habrá (no sé cuál) que he recorrido ya por última vez, indiferente y sin adivinarlo, sometido
a quien prefija omnipotentes normas y una secreta y rígida medida a las sombras, los sueños y las formas que destejen y tejen esta vida.-

Oímos la invisibilidad y la presencia de un juego casual en las estéticas del arte contemporáneo. Espacio y tiempo, reconstrucción urgente para tender líneas y trampas, voces y naufragios.

Todo se mezcla o se funde. No puedo dejar de pensar en los bazares de medio oriente o en las raíces de la artesanía que hace vibrar la historia en todo momento. Cristal, alambre, telas sintéticas, bollos de hilos transparentes, vibraciones, movimientos accidentales en apariencia, el rescate del olvido.

Esta artista habla el idioma de su propio linaje a través de una obra que es de cualquier tiempo
pero que no podría haberla hecho en otro porque no es ajena a la historia presente que
es la memoria.

Deborah Jafif teje tramas incandescentes, esta es una de ellas.

Por Andrés Waissman.
Curaduría de Victoria Cobos

Inauguración viernes 11 de octubre de 2019 a las 19 hs. en Quimera (Güemes 4474 - CABA)


Mariano Molina. Nació en Buenos Aires en 1970. Egresado de la Escuela de Bellas Artes Prilidiano
Pueyrredón (1998). Asistió a los grupos de análisis de obra dirigidos por Luis Felipe Noé en 1999. Recibió becas del AHRC (UK 2011), The Leverhulme Trust (UK 2009), FNA (2009), The Pollock-Krasner Foundation Grant (USA 2007), Secretaria de Cultura de la Nación (2004), Fundación Antorchas (2001 y 2004) Asistió a residencias en Inglaterra, Dinamarca, USA, Canadá y Bolivia. Formó parte de los envíos argentinos de la IX Bienal de Cuenca (2007), IX Bienal de La Habana (2006) y la V Bienal del Mercosur (2005). Realizó exposiciones individuales en Fundación OSDE (2019) Galería Quimera, Buenos Aires (2013, 2015) Praxis, Buenos Aires (2009, 2006 y 2004) - Miami (2007 y 2005)
- New York (200 5) Alianza Francesa, Buenos Aires (2001) y The Other Gallery, Banff Centre for the Arts, Canadá (2001). Entre las más recientes exposiciones grupales se destacan: Bienalsur - Museo Nacional de Artes Visuales - Montevideo 2017, “Horizontes de deseo”, Museo de Arte Contemporáneo
MAR - Mar del Plata 2015, “Imágenes e Historias”- Centro Cultural Recoleta - Buenos Aires 2011, V Bienal SIART - La Paz, 2010, XVII Bienal de Santa Cruz de la Sierra - Bolivia 2009, “Argentina Hoy” - Centro Cultural Banco do Brasil - San Pablo y Rio de Janeiro 2009, “El Futuro ya no es lo que era” - Fundación OSDE - Buenos Aires, 2009

Déborah Jafif nació en Buenos Aires en 1961. Estudió Arquitectura en la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la Universidad de Belgrano y asistió a talleres con Enio Iommi, Raúl Marengo, Nora Correas, Raúl Santana y Enrique Aguirrezabala. Tomó cursos de Historia y Teoría del Arte con Jorge López Anaya. Su primer contacto con el mundo del textil estuvo vinculado a las tapicerías y telares y atravesado por su interés por las texturas. Así llegó al taller de Raúl Marengo, donde descubrió una nueva faceta de lo textil vinculado no ya al trabajo artesanal sino en su concepción como obra de
arte. Luego continuó su formación en esta área junto a Nora Correas. Tras unos años de intensa actividad, en 1998 se alejó de las exposiciones de arte textil y para concentrar su trabajo en la producción de indumentaria y objetos decorativos. Durante estos años realizó colaboraciones con Susana Villaverde y expuso en varias ediciones de la feria Puro Diseño. En 2002 incursionó brevemente en la realización de obras con hilo de nylon, pero recién a partir de 2009 asumió la práctica de trabajar técnicas textiles con materiales no tradicionales.


quim-oct_2.jpg
compartir