La imagen definitiva completa esta serie de tres instalaciones. Ramiro Quesada Pons en Marco

La imagen definitiva. Ramiro Quesada Pons en Marco Arte Foco desde el sábado 29 de junio de 2019 hasta el domingo 29 de septiembre de 2019.

Ramiro Quesada Pons presenta una instalación de sitio específico concebida como una trilogía expositiva, heredera de la modalidad de entrega de la Ciencia Ficción literaria. Con el humor como recurso mediador, da cuerpo a un grupo de arañas, nombre que reciben los googlebots —robots de búsqueda de Google— que, detenidas en un espacio real, entregan resultados arbitrarios y estereotipados a búsquedas de palabras o conceptos que suponen definiciones más complejas.

La imagen definitiva completa esta serie de tres instalaciones (La imagen real. Bienal de Arte Joven. Centro Cultural Recoleta 2017 y La imagen accidental. Miranda Bosch 2018/ Centro Cultural Kirchner 2019) que comparten la idea de googlear como disparador para investigar diversas posibilidades de la representación a través de la forma, la materia, el color y la relación que entre ellos se establece. Una referencia al vínculo estrecho de la historia del arte con la imagen bidimensional y a la reactualización de estas tradiciones en nuevos formatos digitales.



El artista recurre al verde del Chroma Key y al gris del metal y de las texturas arcillosas de las basas, como colores principales para crear un set donde se desplazan estas spiders de búsqueda: seres compuestos por materiales que contrastan entre la limpidez geométrica pulcra y la potencia orgánica desbordante. Es una visión futurista de la representación del movimiento donde la tensión entre los cuerpos metálicos y las imágenes planas es potente y voraz a la vez que detenida. Una imagen tan verosímil y estereotipada como las que arrojan los buscadores de internet.

La instalación propone dos posibilidades de recorrido: contemplarla desde el exterior, como si de una pintura, dibujo o fotografía se tratase o ingresar a la obra en su totalidad, en una acción inmersiva. Quesada Pons plantea una metáfora acerca de los modos de acceder a las imágenes y, por ende, de aprehender el mundo; una alusión a la circulación de material visual en el universo de significación contemporáneo y a las posibilidades de interpretación, una reflexión sobre su mediatización y consumo.

Una imagen definitiva personal que refiere a las nuevas tecnologías de acceso a la información, pero que nada tiene de digital. La revisión de la historia del arte para pensar el presente y el futuro de la propia práctica artística. Es así como mediante un accionar de porte surrealista Ramiro Quesada Pons explora la imagen bidimensional desde las posibilidades de la tridimensión para crear otra realidad posible.

Curadora Paula Carrella





Inauguró el 29 de junio hasta el 7 de septiembre en Av. Don Pedro de Mendoza 682 - CABA

compartir