Yo Acuso

*Esta acción colectiva y anónima se realizó en la Facultad de Derecho de Buenos Aires por un grupo de alrededor de 30 hacedores que realizaron cuerpos obra representando a la gente en situación de calle. La instalación multimedia fue realizada el día 16 de julio de 18hs a 22hs. Y sólo duró un día.



¿En qué clase de seres humanos nos hemos convertido para naturalizar esta oprobiosa realidad?

Cuerpos cosificados. Ignorados. Arrasados por un presente que no les corresponde.
Brutalmente obligados al abandono, al ninguneo, a la inexistencia que aún así duele.
Los “nadies” de Galeano. Aquellos impropios que incomodan. Esos “sin” nombres despojados de su identidad arrebatada y arrojados al azar por la ruleta de la inclemencia dela intemperie.
Excluidos hasta de sís.
Botados entre podredumbre, despojos y brumas que no los dejan ni verse. Para mejor de algunos. Muriendo. Hambreados, heridos, doliendo y oliendo.
Agrupados por la injusta desigualdad que los mata diariamente.
Hombres, mujeres y niños cosificados para no ver. Expuestos a su peor condena. La vergüenza. Aceptando la indecorosa caridad para poner bocado en las panzas lánguidas y amorfas de tanta carestía.
Y ahí están, impávidos. Secos. Quietos. Como bultos. Como cosas. Desparramados en silencio en un espacio que los habita y que acusa…



Configurados desde una respetuosa, enérgica y cuidadosa mirada, en un espacio adecuado de realización y en el más riguroso y discreto anonimato se dio paso a esta acción efímera.
Con la mirada puesta en esta problemática que viene multiplicándose en los últimos tiempos, este colectivo artístico integrado por “hacedores” comprometidos con esta verdad que apremia, decidió poner en acción esta instalación multimedia dada en llamar (tomando el título de Albert Camus) “Yo Acuso” para visibilizar los “nadies” que nos negamos a ver. Cada uno dándole “cuerpo obra” a la propia mirada individual y anónima conformando una expresión conceptual grupal como grito conjunto que señala y evidencia esta urgente realidad.



El lugar elegido, la facultad de Derecho de Buenos Aires, Salón de los pasos perdidos. Rompiendo con las estructuras formales y naturales demostración,la facultad se colocó en la vanguardia legitimadora transversalizando desde lo artístico, académico y social el espacio de denuncia, conciencia, reflexión y pensamiento crítico.
Ahí se juntaron los cuerpos representados, bajo la penumbra, el anonimato y la incomodidad de algunos.
El martes 16 de julio fue el día de la acción. Sólo un día. Efímero como los cuerpos que habitan ynos habitan despojados de todo y nada. Itinerante como las vidas que retrata.
Efímeros e itinerantes… por un solo día.



por Colectivo Artístico Anónimo, 30 de Julio de 2019
compartir