Redescubrir a Germaine Derbecq

Frenéticamente decidida a ir hacia delante. Germaine Derbecq en Galería Calvaresi desde el martes 12 de marzo de 2019 hasta el domingo 5 de mayo de 2019.

Frenéticamente decidida a ir hacia delante es el nombre de la muestra expuesta en Galería Calvaresi sobre el trabajo de Germaine Derbecq (1899-1973). Invita a conocer en profundidad, a la artista, curadora, crítica y directora de una de las galerías más importantes de la Argentina, Galería Lirolay. También es un rasgo distintivo en el carácter de esta “agitadora cultural”, así como la describe el curador de esta exposición, Federico Baeza.

Las sombras y siluetas aparecen representadas en colores suaves, en las siete obras expuestas en el primer piso de esta galería en San Telmo. Donde se conjuga y combina, el vidrio con el acero, los techos altos y las paredes azules. La oscuridad que nos acoge y la luz necesaria para observar el trabajo de la artista francesa, obras que no se exhibían hace 30 años. Justamente lo que ésta exhibición propone es redescubrir a Derbecq, más allá de su propia silueta, con todas sus sombras y roles, ocultos en diferentes capas.



Alardeando de un trazo grueso y por momentos desprolijo, de una tendencia a la estilización y abocetamiento, con ecos del cubismo, el expresionismo y la abstracción, donde el color es el protagonista, redescubrimos la obra de Germaine Derbecq. Equilibrada y atractiva, nos incita a querer saber más. A poder completar las escenas que aparecen en sus cuadros, hechos en tempera sobre tela. A poder completarla a ella. A redescubrir toda su persona.

El recorrido propuesto por Beaza, ayuda al espectador a adentrarse en las distintas facetas de la artista. A conocer sus obras, a conocer cómo pensaba y sus convicciones a través de los textos curatoriales que ella misma escribía para la Galería Lirolay y que aquí se encuentran reproducidos sobre la pared, entre los cuadros, como parte de sus obras. Nos orienta en saber quién era, qué creía, en imaginar qué hay detrás. Hasta nos la muestra desde la mirada de su marido, el escultor argentino Pablo Curatella Manes, como una mujer delicada, elegante, despreocupada y decidida, gracias a una escultura de este, casi al final de la exhibición.



Siete cuadros producidos en Francia entre 1920 y 1930, tres textos curatoriales y un audio de Florencia Qualina, que se adentra en la forma de escribir y expresarse de Derbecq, dejan al espectador con ganas de más. Que serán subsanadas, ya que la Galeria Calvaresi está preparando la parte II de la muestra, con obras que abarcan otro período de la vida de la artista. Pintadas ya en la Argentina, entre los años 1940 y 1950.





Hasta el domingo 5 de Mayo de 2019 en Galería Calvaresi Defensa 1136 - CABA -
Instagram calvaresicontemporaneo


compartir