Pintura Animada de Paola Sferco & Florencia Walter en Hilo

scalb.-mazo19.jpg

Pintura Animada de las artistas Paola Sferco y Florencia Walter, una instalación de sitio específico en la cual Ferreiro describe como un nuevo enfoque sobre el habitus para concebir una muestra que respire y una obra que exude corporeidad y que se mezcle con la vida. Que se presente sinuosa y vital, imprecisa y constante “como el andar de un auto” –como imagina Sferco—, quien utiliza su propia vida como materialidad para producir su obra porque es aquello que tiene a mano.

Las telas de Walter son tan seductoras y vibrantes, como domésticas y misteriosas, porque siempre hay un plano escondido por desplegar y una forma por develar (o infinitas maneras de comportarse, a decir verdad). La memoria de los cuerpos que las habitaron está allí, cifrada en sus pliegues. Memoria de la casa, de los objetos, de sus otras vidas, que se prolonga en el presente transmutada en una nueva piel, pero con las marcas de siempre.


La vida cotidiana ha sido siempre insumo para el arte, y el arte es siempre una auto-ficción que se solapa con lo real. Pensemos, una vez más, el espacio vital como un ensayo sobre lo posible. La experiencia se expande y el hastío de pensar una vida escindida de su fuente de reproducción material se disipa cuando activamos nuevas miradas, y otras ficciones, que se alojan en la inmediatez del espacio doméstico.

Quebrar la monotonía y desmantelar el sinsentido que gobierna la rutina es un imponderable para el arte.
Entonces: ¿cuántas formas podemos inventar y qué otros cuerpos podemos habitar? Paola Sferco y Florencia Walter hace más de dos años que trabajan a dúo, un modo de producción colaborativo a través del cual formaron previamente otras sociedades artísticas. Primero compartieron un espacio de discusión en torno a los procesos creativos (lo que usualmente llamamos “clínica de obra”), un ejercicio de desdoblamiento tan externo como íntimo, que devino orgánicamente en la realización Vellón en 2017. Aquella exposición implicó un nuevo umbral de experimentación y, a la vez, una forma de producir obra individualmente pero en compañía de la otra, habitando una subjetividad próxima y entablando una conversación más allá de la especificidad técnica (ese absurdo moderno de pensar las disciplinas artísticas como carriles que nunca se tocan). Y así hallaron una sintonía para que la pintura conviva con el video y viceversa. Una manera de “transitar más amablemente las autopistas de ciertos circuitos del arte contemporáneo”, como dice Florencia.

Pintura e inmediatez. Un nuevo enfoque sobre el habitus para concebir una muestra que respire y una obra que exude corporeidad y que se mezcle con la vida. Que se presente sinuosa y vital, imprecisa y constante “como el andar de un auto” –como imagina Paola—, quien utiliza su propia vida como materialidad para producir su obra porque es aquello que tiene a mano. Un modo de hacer determinado por la proximidad que la convierte en objeto de sus investigaciones, a través de las cuales explora los modos de ser de “una madre, una mujer, una docente, una artista”, entre otras pieles que viste a diario.
Las telas de Florencia Walter son tan seductoras y vibrantes, como domésticas y misteriosas, porque siempre hay un plano escondido por desplegar y una forma por develar (o infinitas maneras de comportarse, a decir verdad). La memoria de los cuerpos que las habitaron está allí, cifrada en sus pliegues. Memoria de la casa, de los objetos, de sus otras vidas, que se prolonga en el presente transmutada en una nueva piel, pero con las marcas de siempre.

Este flujo continuo entre los trabajos de Paola Sferco y Florencia Walter es posible de generarse porque sus obras no apelan al tono mayor del discurso del arte, sino que se escurren en el espacio y se integran a la atmósfera. Se transforman en materia, en cosa, en aire, en un “todo instalado”, como les gusta decir. En argamasa.
Sus obras se fusionan con las texturas del lugar, se pliegan en los huecos, y al mismo tiempo provocan situaciones de juego y extrañamiento, de humor y absurdo. Se mueven entre sí por intuición y afectividad, e incluso flotan; y, aunque parezcan tan próximas como adheridas, resisten a fusionarse conservando un sentido de ser pleno. Un espacio de autonomía que les permite dialogar de modos diferentes: a veces acoplándose formalmente, o más conceptualmente, y siempre en la búsqueda por ensayar nuevos cuerpos.

Nuevos esfuerzos, nuevos fracasos, y una pregunta recurrente: cómo vivir juntas siendo tan fuertes y tan vulnerables a la vez.

Inauguración jueves 14 de Marzo de 2019 a las 19 hs en HILO Galería Av. Raul Scalabrini Ortiz 1396 - CABA



Paola Sferco Nació en Cordoba, Argentina 1974. Vive y trabaja en Alta Gracias, Pcia de Cordoba. Estudió arte en la Universidad Nacional de Córdoba.Actualmente se especializa en video arte. Ha recibido las becas de Fundación Antorchas, Buenos Aires, Argentina (20103 y 2004); Fundación Carolina para asistir a un curso en en la Universidad Complutense, Madrid, España (2014). Fondo Nacional de las Artes con el Grupo Cabezudos (2016). Realizo las siguientes exhibiciones: La respuesta de las cosas, 33 Bienal de Sao Paulo con la curaduría de Caludia Fontes, el pájaro lento (2018); Lo que provoca el fuego, Museo del find el mundo, Ushuaia, Argentina (2018); Paisajes humanos/Human landscapes, Museo de las Américas de Washington, Washington, Estados Unidos (2017); En casa estoy bien, Festival de Performance de Buenos Aires junto a la artista Conte Mac Donell (2016); In-Out-House, Circuito de género y violencia en la era tecnológica, Universidad Politécnica de Valencia, España (2013) Entre sus reconocimientos recibe una mención especial con la
video instalación VAI-FAB en Bariloche, Neuquén (2016); obtiene el premio Plataforma Futura (2016).

Florencia Walter. Nació en Córdoba, Argentina, en 1980. Vive y trabaja en Córdoba. Licenciada en Pintura en la Facultad de Artes, UNC, Córdoba, Argentina (2013). Programa de Artistas y Curadores de la Universidad Torcuato Di Tella, Buenos Aires (2014). Entre sus mas recientes premios se encuentran: Premio 4 Hitos. Concurso público Centenario de la Reforma; Córdoba, Argentina (2018), Mención de honor 7° Bienal Nacional de Pintura, Museo Poggi, Rafaela, Santa Fe, Argentina (2017). Recibió las siguientes becas: Beca Grupal Proyecto Comuna FNA, Buenos Aires, Argentina (2016), Becaria del Programa de artistas en Universidad Torcuato Di Tella, Buenos Aires (2014) y Beca Grupal Proyecto Cometen, Fondo Nacional de las Artes, Buenos Aires, Argentina (2010). Realizó las siguientes exhibiciones individuales: Volta, Hilo
Galería, Buenos Aires, Argentina (2016); Estar, Hilo Galería, Buenos Aires, Argentina (2015); Bubble en la Expocolor - II
Congreso del Color - Forja, Córdoba, Argentina(2015), Animal print o mi cuarto rosa, MUMU, Córdoba, Argentina (2013); El oficio de pintor, Zona 30, Lima, Perú (2012). Entre las exhibiciones colectivas se destacan: XI Premio de Pintura Bancor, Museo Tamburini, Cba, Argentina (2018), Lab 1, Exposición de proyectos seleccionados, Sala Farina, UPC, Córdoba, Argentina (2018) Imágenes de la distopía, Curaduría Carina Cagnolo, Espacio Colón, Colección José Luis Lorenzo, Córdoba,
Argentina (2017), Vellón, Esaa Galería, Unquillo, Argentina (2017).


compartir