Todas las bolsas negras de basura rescatadas

Una reseña sobre la muestra colectiva Fuego sonámbulo

Las bolsas negras de plástico para tirar basura, son tan misteriosas como todos los residuos tóxicos del mundo entubados, que están en infinito movimiento. Transitan y laten a tracción del motor de una maquina, como nuestro corazón, pero ese corazón de fabrica no siente nada.





Hola amigxs volví, y voy a reseñar una muestra en Munar, un espacio que se matiza con el folclore tradicional boquense, los pibes de la esquina, los conventillos de La Boca, y el olor a podrido del riachuelo.





Sí pensamos en el fluir de los líquidos, residuos nucleares por ejemplo, transportándose a su propia velocidad, en su propia viscosa dimensión. Los residuos tóxicos entubados que viajan y transitan a un tiempo propio a una velocidad que se asemeja a nuestro latir del corazón, los tubos como venas y
los residuos como sangre, el corazón que los hace funcionar es el de una fabrica.
Nosotros humanos con nuestro corazón de artista,transformamos la basura en obras/producciones, que no se van al río.
A veces pienso que sí ese riachuelo no estuviera contaminado, podríamos estar nadando ahí, refrescándonos del calor de la ciudad, y acá es donde hago la analogía entre los tubos de residuos, las fabricas, y la muestra en Munar.
Estos residuos fueron al río y nos quedamos sin agua dulce para nadar, estamos indignados como cualquier generación que vive en un país endeudado y estafado.
El capitalismo no va más leí el otro día, y también lloré viendo gases lacrimógenos estrellarse en la cara de los ciudadanos mientras compraban verduras a precio justo, en plaza constitución.

¿Qué está pasando? Verduras tristes pensé, nadie las pudo comer porque fueron confiscadas por policías, que seguían ordenes de un sargento que recibía ordenes quien sabe de quien, con la justificación de que las verduras ensucian las calles… Entonces me pregunto: ¿ y todos los residuos tóxicos que hacen con sus empresas? Nos vamos a morir todos y las verduras van a seguir existiendo, salen de nuestra tierra y nos alimentan.

Pero quiero hablar de la muestra de Munar, estas obras tienen que ver tanto con todo esto que les estoy contando…





Los artistas que están en el programa/Taller Boca de Fuego: Aurora Castillo, Laura Códega, Sofía Durrieu, Mariana Ferrari, Benjamín Felice, Ulises Mazzucca, José Ignacio Pfaffen, Andrés Piña y Franco Mala. Quienesconstruyeronun túnel con plástico negro de bolsas de basura que te remite a un paseo por un túnel del terror, sintiendo en el recorrido una sensación similar al de mirar una bolsa de basura por dentro, es el misterio de lo podrido, de lo que se queda oculto. Haciéndose cargo de su basura te la muestran con el orgullo de las personas que están conscientes de lo que hacen y de la forma de hacerlo.

La basura es nuestra, es tuya, por favor no la tires así. Por favor no la tires así, sí no ¿quién cuidará de nuestras aguas?¿quién cuidará de nuestras tierras? ¿Con qué nos vamos alimentar? No podremos con basura, sí exhibirla y mostrarla como nuestro tesoro más preciado.

Corriendo una cortina de plástico entrás al lugar, donde ves obras en ambas direcciones, y entre estas obras, hay un carrito de aluminio en el que entran dos personas. Uno de los artistas de la muestra te hace el recorrido, es como entrar a un túnel de terror, hay una iluminación oscura, tenés que concentrarte y hacer foco para ver las obras que te rodean, mientras a toda velocidad, vas atravesando cortinas de plástico negro:“Fuego Sonámbulo” pintó Ulises Mazzuca en la entrada, hay una luz azul que hace resplandecer lo fluo del cartel. Una vez dentro del carrito mientras un artista con su propia fuerza te empuja comenzás a ver y entrar en este viaje mágico y oscuro.

Las obras cuelgan del techo, están empotradas en bases de escultura, tienen olor, hay hongos que nacen de fierros, las sensaciones se despiertan y entran a los tejidos.

Es una muestra colectiva de los artistas del programa boca de fuego y también artistas invitados: Josefina Labourt, Shiva TheDestroyer, María Egan, LilLilen, Juan Ojeda, Hechicera, Julia Padilla, Paula Gallegos, Julián Solís Morales, Emilia de las Carreras, Carlo Pelella, Rama Cordeiro Ramos.

Al bajar del carrito te encontrás con el registro de una performance que realizó Porkeria Mala.Arena hay en el piso, el recorrido continua a pie y pasás con tu mano más cortinas de plástico negro, ves a través de ellas, que fueron recortadas como mirillas, agujeros, perforaciones, en los que la curiosidad te invita a ver qué hay adentro. La sorpresa te vislumbra y en cada uno de estos agujeros ves un relato de piezas de diferentes artistas. Hay oscuridad, deformidad, chiste y también decepción.Obras que se hacen con basura, artistas pobres que indagan en la multiplicidad de materiales y cómo se desglosan, se desintegran y se amontan para resolver en piezas de arte nuevas. Peluches rotos, alambre, tubos de luz, trapos rejilla, hongos que nacen, pinturas deshilachadas, sogas, cartapesta, cerámica y pedazos de madera. Todo lo que podes encontrar en una bolsa de basura también te puede salvar la vida. Aprendimos a vivir entre la basura, la contaminación, la pobreza y nuestra imaginación fue la que nos salvó y nos enseño a construir un nuevo mundo con nuestras porquerías. Los invito a ver una muestra que te descoloca y te coloca en un lugar autentico que propone una visión distinta en Buenos Aires.



Fuego Sonámbulo cierra el sábado 23 de febrero de 2019 en Munar (Av. Don Pedro de Mendoza 1555 - CABA)
Instagram @munar_arte











por Micaela Piñero, 22 de Febrero de 2019
compartir