Artistas que provienen de medios y trayectorias diferentes crean condiciones para que acontezca algo de otro orden

Todo fue otra cosa. Carlos Servat, Juan Pablo Rosset , Alejandra Tierno, Luciana Poggio Schapiro en Mildred desde el viernes 7 de diciembre de 2018 hasta el lunes 7 de enero de 2019.

Mildred se define como un espacio de arte, pero antes fue otra cosa. Después de ser casa se transformó en taller y hoy juega a ser espacio expositivo. Des-centrado, desplazado con respecto al centro de la ciudad, inaugura otro sendero en la maraña de circuitos del arte local. Para esta muestra inaugural, convocamos artistas para que realizaran obras in situ o pensadas específicamente para el lugar. Con poéticas singulares, Alejandra Tierno, Juan Pablo Rosset, Carlos Servat y Luciana Poggio Schapiro confluyen en un mismo espacio provenientes de medios y trayectorias diferentes. Desde lo escultórico, la pintura, la cerámica y el vidrio, encuentran puntos de contacto cuando utilizan materiales terrosos, minerales o de superficies vibrantes, o cuando aluden a la tarea de crear las condiciones para que acontezca algo de otro orden.




Las propuestas se apropian de los espacios de la casa sin distinción. Juan Pablo Rosset interviene la cara externa del volumen arquitectónico, transformando la casa chorizo en una máquina tentacular proliferante. La imagen, fantástica y sugerente, entra en tensión con el terreno adyacente, la tierra como sustrato o carne del mundo, en donde puede, o no, generarse vida. El recorrido por el interior devela, en una segunda instancia, el revés de la trama. ¿Qué implica ese corte entre el adentro y el afuera?




Alejandra Tierno explora la materia de lo pictórico, manipulando el esmalte sintético hasta darle cuerpo mediante distintos procesos de secado. Las piezas configuran un universo de formas ambivalentes que aluden al deseo, a esas fuerzas imperceptibles que afectan a los cuerpos entre la atracción y el rechazo, sensaciones entre la alegría y el terror ante lo que deseamos. El recorrido entre las piezas, que habilita la percepción de reflejos y efectos lumínicos, se interrumpe cada vez que nos detenemos ante las sutiles variaciones del brillo, la opacidad y las transparencias. Tierno nos invita a explorar ese espacio poético, más allá de la vista, con todo el cuerpo. ¿Qué reminiscencias trae?. Los límites pueden configurase como bordes de las formas, perfiles de los volúmenes o secciones transversales de los cuerpos. Luciana Poggio Schapiro divide objetos en mitades que recubre con distintas sustancias. La sal, cristalina, el polvo de arcilla, maleable y quebradizo. Las piezas se incrustan en el muro, sin que sepamos si éste los deglute o incorpora. Cada uno de los procesos transforma la solidez de las piezas en objetos frágiles, vulnerables al roce, a las inclemencias del viento, la luz y el clima.




Este juego entre lo interno y lo externo, entre la superficie y el adentro, posiblemente sea uno de
los puntos de contacto entre las distintas obras. Sin embargo cada propuesta se ubica, a su modo,
en una zona-límite, el punto en que lo habitual se vuelve siniestro. El trabajo de Carlos Servat faceta lo rocoso del vidrio transfigurando su aspecto entre lo burdo y lo maravilloso. Las piezas, que pueden engañar por su belleza de pequeñas galaxias en miniatura, develan su contundencia cuando las pensamos como cascotes, que invitan a una ruptura con lo instituído, a devolver un gesto vivo ante lo injusto, una respuesta hacia aquello que captura y petrifica.




Todo fue otra cosa, invita a buscar la memoria de las cosas, la historia de los materiales y sus transformaciones. La preparación de un sustrato para la germinación, el salitre, la condensación y solidificación, procesos y reacciones entre componentes que remiten a los comportamientos de lo vivo, sea orgánico o artificial. A la piel y los tejidos de otros cuerpos, no humanos, pero no por ello menos complejos.

Si las propuestas se apropian de los espacios de la casa sin distinción, también podemos
preguntarnos cómo actúa la casa misma con respecto a las obras. Si la galería puede pensarse
como una máquina de mostrar producciones artísticas, ¿en qué medida nos incorpora a quienes
la transitamos? ¿qué tipo de experiencia nos propone este conjunto?

Curaduría: Lucía Savloff

La muestra cerró el domingo 9 de diciembre de 2018 en Mildred (Calle 532 N°325 e/116 y 117, Tolosa, La Plata)

compartir