Ficción Curatorial

El martes 13 de noviembre de 2018 se llevó a cabo en CIA (Centro de investigaciones artísticas) Ficción Curatorial, una charla abierta que puso en diálogo a Santiago Villanueva y Claudia Fontes, con la intención de repasar la participación de esta última como curadora en la actual bienal de San Pablo. Cabe señalar el hecho de que Gabriel Pérez Barreiro, curador de la bienal, decidió que esta edición no cuente con un tema específico, por lo que conformó un equipo de curadores compuesto íntegramente por artistas para que se involucren en el proceso creativo.




De reciente participación en la Bienal de Venecia, Fontes asume por primera vez el rol de curadora en San Pablo. Desplazando el sentido único que suele imponer la búsqueda de un tema, su propuesta fue vincularse a procesos afectivos y sensoriales. En este sentido, señala que uno de los objetivos planteados fue la posibilidad de relacionar una obra con otra sin necesidad de imponer un texto curatorial que lo avale.

A partir de la vivencia que le otorgó estar en el espacio donde se lleva a cabo la bienal – un edificio modernista desarrollado por Niemeyer – estableció una relación entre el pabellón Ciccilo Mattarazzo y el parque Parque Ibirapuera, contiguo al lugar. Fontes señala el hecho de que el edificio – pensado para albergar grandes ferias industriales – propone un ritmo vertiginoso que se relaciona con cierta idea de velocidad, lo que produce una negación de los cuerpos. En contraste, el parque sugiere el ritmo de la naturaleza, de los ciclos propios de aquello que pertenece al orden de lo animal y lo vegetal.

Es así que desarrolló El pájaro lento, título deudor del encuentro que la artista tuvo con un pájaro urubú – un buitre negro americano – sobre el techo del edificio. La vista desde arriba, propia de un pájaro, en conexión con su rol como escultura, la llevó a considerar el pabellón como un objeto, proponiendo así una pregunta que de alguna manera articula el proyecto: ¿En qué momento sentirá vértigo un pájaro?

Para acercarse a este problemática reunió un grupo de artistas conformado por: Elba Bairon (Bolivia/Argentina), Daniel Bozhkov (Bulgaria/EEUU), Paola Sferco (Argentina) Pablo Ruiz (Argentina) Ben Rivers (Reino Unido), Sebastián Castagna (Argentina/ Reino Unido); Katrín Sigurdardóttir (Islandia), Žilvinas Landzbergas (Lituania), Roderick Hietbrink (Holanda).

De esta manera, explica que a partir de la imagen del pájaro lento cada artista crearía su propia obra, que conformaría así una suerte de sistema de coordenadas. Acercando la tarea del curador a la del traductor, señala el hecho de que trabajar con obras de otros artistas es similar a la tarea que realiza un traductor al trabajar con un texto ajeno. Por este motivo, Fontes le pidió a Pablo Ruiz que escribiera un texto policial concebido como lo que denomina transcreación, lo que permitió un modo de relación entre las obras con la poética que otorga el tiempo del libro.



Fuente El Gran Otro

por Jesús Antuña, 20 de Noviembre de 2018
compartir