Desde entonces de Isabel Yousoufian en Asociación Cultural Armenia

cultarmenia-nov18.jpg

Isabel Yousoufian propone al espectador una atrayente experiencia perceptiva, con un cuidadoso trabajo sobre la superficie, la profundidad y el comportamiento óptico del campo visual, con idénticas dosis de estrategia constructiva y lirismo poético


Isabel Yousoufian propone al espectador una atrayente experiencia perceptiva, con un cuidadoso trabajo sobre la superficie, la profundidad y el comportamiento óptico del campo visual, con idénticas dosis de estrategia constructiva y lirismo poético. La inmediata atracción casi magnética que ejercen sus pinturas induce a recorrerlas con un feliz abandono contemplativo, en un rapto de instantánea empatía con esa dinámica conjunción rítmica de signos palpitantes, vibraciones gestuales, trazos
minuciosos y también espontáneos, manchas y corpúsculos tan sensitivos como perfectamente calibrados, planos y texturas de un color intenso y a la vez sutil, delicadamente elaborado.

Es justamente la peculiar naturaleza de esa arquitectura cromática lo que define el carácter y la palpitante presencia de estas rigurosas, orgánicas fantasías. Yousoufian compone a la perfección las etapas constructivas de sus trémulas visiones con un exquisito dominio de las superposiciones matéricas, la transparencia y la mezcla, y las perfectas dimensiones relativas entre los módulos de las pinceladas y las proporciones lineales. En pleno imperio de una plenitud barroca, felizmente obsesiva, sus lienzos respiran inspirados en un infatigable sentido del orden, al influjo de la siempre paradójica racionalidad emocional para exhibir la clave exacta, la feliz convivencia entre la fluidez y la rusticidad, la crispación y la caricia, el detalle caligráfico y la humedad abismal, la geometría blanda y el ensayo abstracto.

El sistema de Yousoufian se adivina cercano a una intimidad muy cuidadosamente atesorada, lo cual suele ser materia prima imprescindible en la cuota espiritual de la pintura, y las titilaciones de esa señal secreta nos llegan con sonoridad primaveral, en la amplitud expansiva aunque atemperada de un discurso discretamente exuberante, donde las galas y los ornamentos de una apasionada razón pictórica alcanzan su punto culminante en las acompasadas ecuaciones del equilibrio y el silencio.

Eduardo Stupia

Inauguración miércoles 7 de noviembre de 2018 a las 19 hs, en la Asociación Cultural Armenia Armenia 1366 - CABA

compartir