Paredes Dobladas, 1994/2018 de David Lamelas en Henrique Faria

fariaoct2018.jpg

Es demasiado fácil definir a David Lamelas (1946) como artista conceptual. Su obra, flexible y nómade, se aparta de cualquier exhibición teatral de gran porte. Hay que reconocerle que nunca quiso sacar provecho de sus orígenes «nacionales»: en lo que a él respecta, la idea de identidad tiene múltiples capas, concepto que hoy en día está bajo cada vez más presión.

La producción artística de Lamelas se sitúa en la intersección de los vectores de tiempo y espacio. En consecuencia, su obra es coreográfica, y no debe ser capturada por medio de la fijación: se posiciona en el mundo de modo concreto, y es el devenir del mundo el que afecta los cambios inevitables en la percepción y la interpretación de su trabajo

Una pared o una esquina son iguales hoy y/o mañana, con la excepción de que lo concreto del tiempo vivido se convierte en la norma «efímera» que confiere significado a lo abstracto que se vincula con el entorno y se mide en función de él, y con el eventual compromiso del espectador con la historia y con la manera como se hacen las cosas en el ejercicio del arte.

El arte de Lamelas captura el tiempo, tropezando a lo largo y a través de él y transformándose en el tiempo mismo, gracias a nuestra capacidad de recordar, la cual es, a priori, tanto subjetiva como selectiva.

Es notable cómo la obra de David Lamelas «se adelanta» al tiempo mientras, en forma simultánea, observa y engaña al lugar; el tiempo es actividad, y es así como el título de una de sus obras condensa la idea de que el tiempo queda en el «ahora», y puede manifestarse únicamente en el recuerdo y en un lugar específico, dondequiera que este se sitúe.

Las paredes dobladas de Lamelas se alojan íntimamente en la habitual reflexión acerca del arte. Producidas por primera vez en 1994, constituyen, a primera vista, una obra de arte muy simple que al mismo tiempo se presenta como compleja, si se la pone en relación con la historia del arte más reciente.

En 1994, Lamelas, que en ese entonces vivía y trabajaba en Nueva York, fue invitado a exponer en Buenos Aires, la gran metrópolis de su país de origen. Tras haber solicitado y recibido las medidas de las paredes del espacio de exposición, eligió una pared de 4,3 x 4,6 metros y, en su estudio, dobló meticulosamente una enorme hoja de papel blanco con las mismas dimensiones, y la colocó en una valija, a fin de poder llevarla como equipaje y/o despacharla a Buenos Aires.

Pared Doblada es una obra que funciona como auto-instrucción. Al mismo tiempo, problematiza la noción de «in situ», pues está concebida desde la premisa fáctica y arquitectónica del lugar de exposición, pero sin fijación en el espacio/contra un muro. Es una obra contenida en una caja de cartón, la cual, una vez ubicada en el espacio, como fue en el caso de la Galerie Jan Mot, en Bruselas, y ahora en Henrique Faria Buenos Aires se convierte en un despliegue del espacio físico. La caja que transporta la obra se transforma en una reducción, en una maqueta de arquitectura. Esta tensión
de pared/pared doblada, hecha de papel blanco, y la caja «a escala» arquitectónica, propone un discurso sobre el lugar del artista, el lugar del arte, y el lugar del estudio del artista como oficina, no como taller.

Pared Doblada, una obra nómade que puede concretarse en un lugar diferente a través de una simple pregunta curatorial. Es una obra mínima en la que el cubo blanco como espacio expositivo neutro y perfecto se despliega mediante un frágil papel plegado. Esto opera como guiño crítico que sirve para guiar la experiencia, y se combina con un conocimiento mínimo que nos devuelve al corazón del espacio expositivo de la mano de un arte que se distingue por ser concreto y desprovisto de
toda ilusión.

Luk Lambrecht

Director artístico de Museumcultuur Strombeek, Gante, Flandes, Bélgica



Inauguración Miércoles 10 de octubre de 2018 a las 19 hs en Henrique Faria Buenos Aires (Libertad 1630 - CABA) @hffabuenosaires
Instagram @hffabuenosaires


David Lamelas nace en Buenos Aires en 1946. Estudia en la Academia Nacional de Bellas Artes. En 1965 participa del Premio Braque, del Premio de Honor Ver y Estimar y de una exposición curada por Jorge Romero Brest en la galería Guernica. En 1966 recibe una mención en el Premio Nacional del Instituto Torcuato Di Tella y vuelve a participar del Premio de Honor Ver y Estimar. En 1967 participa en Más allá de la geometría, Experiencias visuales 67 y Estructuras primarias II. El mismo año es distinguido en la IX Bienal Internacional de San Pablo junto a Jasper Johns (Estados Unidos), Carlos Cruz-Diez (Venezuela) y Michelangelo Pistoletto (Italia). En 1968 obtiene una beca del British Council y viaja a Londres, donde estudia en la St. Martin’s School of Arts y comienza a realizar cortometrajes y cine. Participa también en Materiales, nuevas técnicas, nuevas expresiones y en Experiencias 68 del Instituto Torcuato Di Tella. Representa además al país en la XXXIV Bienal de Venecia y participa en Beyond Geometry, en el Center for Inter-American Relations de Nueva York. En 1972 expone en Documenta 5 (Kassel). Sus obras han sido exhibidas en importantes instituciones del mundo, como el MoMA (Nueva York), Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía (Madrid) y Documenta 14 (Kassel). Recientemente se presentó Con vida propia, una exhaustiva muestra individual organizada conjuntamente por MALBA (Buenos Aires) y University Art Museum (UAM), California State University, Long Beach. Actualmente se presenta la exposición monográfica A fiction of a production en el MSU Broad Museum (Estados Unidos). Sus obras forman parte de importantes colecciones, entre las que se destacan Tate Modern (Londres), LACMA (Los Ángeles), Pinault Collection (Venecia), Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía (Madrid), The Metropolitan Museum of Art (Nueva York), MoMA (Nueva York), y MALBA (Buenos Aires). Desde 1976 alterna su residencia entre Los Ángeles, Nueva York, Bruselas, Berlín, París y Buenos Aires


compartir