Los acontecimientos que no interesan sino al espíritu de Martín Lapalma en Espacio Cavallero

cavsep18.jpeg

Comencé a trabajar en Los Mitos casi sin querer. O, al menos, sin saberlo bien. El proceso iba a
generar un cambio profundo en mí. Todo empezó con el libro A Rebours (A Contrapelo) de Joris K.

Huysmans, la Biblia Decadente. En medio del flujo monstruoso de Información, algunos temas, se
encendían con un fulgor especial. Luego de su lectura, casi como en un pueblo costero azotado por
un huracán, esas “luces” eran las únicas construcciones que quedaban en pie. Ahí estaba, frente a
mí, la punta apenas perceptible del Iceberg del Símbolo.

Huysmans me llevó a Robert Graves (ahí estaba éste desactivando Los Mitos). Los Mitos me llevaron
a La Diosa Blanca. La Diosa Blanca me dio un giro de 180 grados y me puso a caminar en sentido
contrario. Ésta Nueva Realidad me desafió al cambio. El cambio me exhortó…a cambiar.
Entonces, cada uno de esos días, trabajé bajo nuevas consignas:
¿Existe una jerarquía emocional en la expresión? ¿En qué doblez del gesto habita la Poesía? ¿Bajo
cuántas capas de grises se hallan los colores primarios? ¿Cuáles son los trazos y cuál el lenguaje,
que traducen en símbolos, a la Exaltación Poética? ¿A cuánta distancia de nuestro corazón, y de
nuestro yo real, ocultaron nuestro primitivo ADN gráfico?

No. Nada de lo que se dice es real. Todo es una construcción monumental con pies de barro. Todo
está cronométricamente planeado…para engañar. Salirnos, de cualquier forma, de esa falsa
concepción esquemática, nos hará un poco más libres.

Martín Lapalma

Curadora: Cecilia Medina



Inauguración Viernes 28 de Septiembre de 2018 a las 19 hs en Espacio Cavallero (Ortega y Gasset 1957 - CABA) -
Instagram: @espaciocavallero


Martín Lapalma Nacido en el año 1976, Martín Lapalma recorrió un extenso camino antes de dedicarse por completo a la Pintura. Ganador de un premio Martín Fierro y un ATVC como documentalista, dueño de un Club de Jazz durante 7 años, Radio DJ y fundador de su propia marca de remeras serigrafiadas, sus obras forman un decálogo orgánico de su extensa relación con la Imágen. Con una activa participación en el quehacer Artístico, Martín ha compartido exposiciones junto a destacados artistas (desde jóvenes valores a artistas consagrados) y ha participado de numerosas muestras en Galerías y Salones. Su obra forma parte de importantes colecciones, tanto de Argentina como internacionales. “Martín Lapalma hace del color un manifiesto, de sus personajes e inscripciones, un ataque a la pasividad. La expresividad en su estado más visceral” (Escrituras Indie)


compartir