Otsuchi de Alejandro Chaskielberg en Gachi Prieto

GP-junio18.jpg

En 2011, después del terremoto más poderoso que jamás haya golpeado a Japón, el 11 de marzo un
tsunami de escala monumental arrasó el noreste de Japón y -junto con el desastre nuclear que lo
acompañó-, fue sin precedentes. Las comunidades costeras fueron devastadas por las olas, que en su
punto más alto llegaron a 40 metros sobre el nivel del mar, viajando hasta 10 km hacia el interior. La ciudad pesquera de Otsuchi, Prefectura de Iwate, Japón, fue probablemente la más destruida por el tsunami. Allí, aproximadamente el diez por ciento de la población murió o desapareció y el sesenta por ciento de los edificios residenciales sufrieron daños. Entre ellos la Alcaldía y demás edificios municipales, dejando l Alcalde en la Mme y muchos municipó, dejando las funciones administrativas de Otsuchi paralizadas. En medio de tal caos, la gente comenzó a recuperar las fotografías familiares que encontraron en los escombros de la ciudad, tratando de mantener a salvo la memoria colectiva de Otsuchi.

Este proyecto del artista Alejandro Chaskielberg presenta una documentación visual de la destrucción y la pérdida, conectando retratos de los sobrevivientes de Otsuchi con fotografías familiares recuperadas de las aguas. Los sobrevivientes de Otsuchi fueron retratados en los espacios donde sus antiguas casas y lugares de trabajo estaban ubicados antes de ser arrasados por el tsunami. La importancia de los colores se vuelve crucial en este enfoque. Los colores de las fotografías destruidas - y las imágenes deformadas y borrosas, alteradas por los efectos del agua salada, a veces creando nuevos colores o mezclando los anteriores: se revalorizan en un ejercicio de arqueología del color, donde cada uno de los colores encontrados en las fotografías destruidas fueron utilizados para colorear los retratos de sobrevivientes. El tsunami causó daños materiales considerables, matando personas y destruyendo comunidades enteras, pero, sobre todo, los sobrevivientes también enfrentaron la pérdida intangible pero no menos dolorosa de sus propios recuerdos e identidades, en los que las fotografías familiares juegan un rol fundamental.



Inauguración Jueves 21 de junio de 2018 a las 19 hs en Gachi Prieto Gallery (Uriarte 1373 - CABA)


Alejandro Chaskielberg (Buenos Aires, 1977) es fotógrafo y docente. Graduado como Director de Fotografía del ENERC. Su primer libro La Creciente recibió la beca BURN Emerging Photographer Grant otorgada por la Magnum Foundation. Su segundo libro, Otsuchi Memorias del Futuro recibió el Premio RM Fotolibro Iberoamericano. En 2011 la World Photography Organization lo nombró World Photographer of the Year 2011. En 2009 la revista neoyorquina PDN [Photo District News] lo nombró como uno de los treinta fotógrafos emergentes a a nivel mundial. Recibió el premio Leopold Godowsky Jr. Award otorgado por la Universidad de Boston, el cual reconoce la excelencia en el campo de la fotografía contemporánea color. En 2008 fue invitado por la National Geographic Society a participar en el respetado programa All Roads Photography Program. Además recibió el premio Talen Latent otorgado por el festival SCAN en España y en 2010 el premio al mejor retrato latinoamericano en el US Pictures of the Year International Awards. Recientemente fue premiado por la Editorial RM (España-Mexico) con el Premio RM Fotolibro Iberoamericano Su trabajo fue presentado en la Brighton Biennial curada por Martin Parr en 2009, la Daegu Photo Biennial en Korea 2014 y la Ballarat International Photography Biennial en Australia, 2015. También exhibió en el New York Photo Festival, el festival Paraty en Foco, la Bienal de Fotografía de Córdoba, El Ojo Salvaje de Paraguay, Nordic Light Festival en Noruega 2012, Noortherlicht Festival en Holanda 2012, Goa Photo Festival, India el Lumix Festival for Young Photojournalism en Alemania, Cortona on the Move Festival, Italia, 2015 y el Tokyo International Photography Festival en 2015.


compartir