Catarsis de Fernando Gabriel Maidana en P.O.P.A

popa-jun18.jpg

Catarsis
“(del griego κάθαρσις: purificación). Concepto de la antigua estética griega con el que se caracteriza la acción estética del arte sobre el hombre. Según Aristóteles (“Poética”) la tragedia, a través de la compasión y del temor, provoca una purificación de los afectos. En la “Política”, Aristóteles dice que también la música, al influir en el hombre, proporciona “cierto género de purificación, es decir, de alivio relacionado con el placer”. Los griegos emplearon la palabra “catarsis” dándole varios sentidos: religioso, ético, fisiológico y médico. En los abundantes escritos consagrados a dicho concepto, no se da una opinión única acerca de su esencia. Por lo visto, la catarsis incluye tanto un aspecto fisiológico (alivio de los sentidos, después de una gran tensión), como un aspecto estético (ennoblecimiento de los sentimientos del hombre), aspectos sintetizados en la vivencia estética” (Diccionario filosófico · 1965:61)

Explorar el inconsciente oculto y reprimido, así se define Catarsis, muestra, donde Fernando Gabriel Maidana sumerge al observador, en una andanada de imágenes provocadoras, sacudiendo moral y costumbres establecidas.

Sonada de arte fatal, que encuentra en éste artista su representante más audaz, donde la belleza de lo mordaz, o como revelar la sordidez sin perder luminosidad, aunado a lo siniestro y perverso, arremeten desde las sombras, para declamar su nota más elevada.

Obras que presagian horror, pobladas por indescriptibles retazos, encarnadas en remembranzas oníricas, reconfiguradas como pinceladas profanas.

Catarsis, permite liberar los sentidos de las ataduras, y reconducir hacia un nuevo nivel, el placer de lo visual.

Dejad se filtre la oscuridad!

Débora Goldstern


Inauguración Sábado 16 de junio de 2018 a las 14 hs en P.O.P.A Lamadrid 882 - CABA @popagaleria

Fernando Gabriel Maidana
Sí, os supero a todos en mi innata crueldad, que no estuvo en mi mano reprimir. ¿Es esta la razón por la que estáis todos postrados frente a mí? ¿O bien el estupor de verme, fenómeno inaudito, recorrer como horrible cometa el espacio ensangrentado?. Tu amigo vampiro, Conde de Lautréamont, 1868.

Mi obra nace influenciada por los maestros renacentistas flamencos, aunque ataviada, de un carácter más personal.

Predominio de pinceladas “satíricas macabras”, y donde el erotismo, atraviesa las imágenes como factor espacial de ruptura.

Estilo, que nutre sus raíces del surrealismo gótico, aunque lo grotesco, se erige en elemento dominante en la construcción de los personajes.

Otras fuentes inspiración para la realización de mis cuadros, involucran al arte fantástico, tenebrismo italiano, y simbolismo esotérico, posicionando éste último, como objeto de clave iniciática.

Aspiro a derribar tabúes internos del observador, poniendo el acento, en el subrayado del inconsciente como forma de desapego, y uso del letargo sintomático en lo visual.

compartir