Welcome to the top of the world de Leo Vaca en Fuera - galeria a cielo abierto (La Plata)

0037_copia.jpg

Trabajo realizado entre agosto y septiembre de 1996 en la terraza de la Torre Sur del World Trade Center de Nueva York.

“Subí por primera vez un día de agosto. Si bien oir tantos idiomas en Manhattan es normal, arriba, con tanto silencio alrededor era particularmente extraño. La vista, el viento y el cielo te ponían en un lugar único.

Volví a los pocos días y seguí fotografiando a la gente y el contexto.

Sentí, tal el cartel de bienvenida que ese paseo era estar en la cima del Mundo”.


Cuando Minuri Yamasaki hizo público su proyecto del World Trade Center en 1964, deseó que estuviera representando la fe del hombre en su propia grandeza. Esta aspiración –también llamada megalomanía- le dio al Bajo Manhattan un volumen físico de naturaleza falsa pero efectiva. Era un pico de fiebre en el largo curso de la acumulación capitalista. Los dioses de Wall Street podían crear su cadena de montañas de vidrio y acero y competir sin falsas modestias con la altura del cielo (rascarlo no es otra cosa que tocarlo con las manos). Don De Lillo vio desde el balcón de su casa cómo se levantaron día tras día las torres mellizas de Yamasaki. Mientras tanto, pensaba: “Es una arquitectura de catástrofe”. Las fotos de Leo Vaca tomadas en los años ’90 sobre la víctima inmobiliaria más famosa del mundo moderno ejecutan silenciosamente un arte de la premonición en el sentido de De Lillo, y documentan un hecho escalofriante y absoluto: en sus imágenes las torres ya no están. Lo que detecta la máquina de percepciones hipersensibles de Vaca, es que todas esas personas que retrata en el “top of de world” (con o sin consciencia de la mirada que cae sobre ellas) están pisando la terraza de un castillo en el aire. El hallazgo de la cámara y el cuerpo del artista fotógrafo es dar fe de que las torres sólo pueden estar allí al modo de un fantasma o de un recuerdo. Sentimos la bruma ascendente del río Hudson y la descendente de las nubes -estamos sin duda en un límite espacial-, y podemos ver a sus decenas de criaturas flotando a una altura sobrehumana, irreal, a la que el hombre ha llegado mediante un acto de usurpación. A la mayoría de los personajes que pasan por las fotos de Leo Vaca al modo de un río de turistas o un catálogo interracial, no los vemos apoyados sobre el piso. Es que se trata de un piso artificial y pasajero, el contra paisaje de la llanura que allí abajo se extiende como una pampa y revela sin estridencias el poder de verdad y duración de la naturaleza. El misterio de estas fotos, de la emoción que se descarga de sus intimidades robadas y de su modo de manifestarse como imágenes de una época que estaba yendo en búsqueda de su propio fin, presiona sobre una pregunta policial: ¿Cómo puede ser que Leo Vaca supiera lo que estaba pasando y lo que iría a pasar en “la cima del mundo”? De las 34 fotos de la serie hay sólo una en la que se ven las torres desaparecidas el 11-S. Más bien se intuyen a lo lejos, turbias, desde un punto de vista que podría ser el del ferry que se le aleja de Manhattan. ¿O se acerca? Es la toma de una foto ya revelada, de la que se ven los dedos de quien la sostiene. El efecto de pasado es inquietante porque se trata de un pasado que todavía no llegó.


Inauguración Viernes 11 de mayo de 2018 a las 19 hs en Fuera - galeria a cielo abierto Calle 47 entre 4 y 5 - (La Plata)



Leo VacaNació en La Plata en 1973. Comenzó su carrera como fotoperiodista en los años 90s, trabajando en los diarios El día, La Prensa, La Nacion, Clarín e Infojus Noticias. También colaboró en revistas, ediciones discográficas y libros. En el 99/00 fue editor responsable de la revista Latido; trabajo por el cual ganó el premio Pléyade a la edición fotográfica en revistas nacionales. Participó de muestras colectivas e independientes. Recibió menciones y premios entre los que se destacan en 2009 a la Trayectoria Fotográfica por el compromiso con la infancia otorgado por la fundación Compromiso Social y en 2015 Primer premio IV bienal de fotografía Arte x Arte en coautoría con el fotógrafo RES. Actualmente trabaja en la Agencia Fotográfica V. Coordina talleres de fotografía.


0006_copia.jpg 0003_copia.jpg
compartir