un deseo que abarca

Mi mundo es todo el mundo. Geli González en MUNT - Museo de la Universidad Nacional de Tucumán (Tucumán) desde el jueves 15 de marzo de 2018 hasta el domingo 3 de junio de 2018.

(1)
He recorrido la sala desde uno y otro lado.
En el piso reposan esculturas que aparentan ser vestigio de algo definible pero innombrable.
Formas simples y concretas parecen haber sido desmembradas de un cuerpo colosal, arrastradas y colocadas en orden generador de sospechas.




(2)
Una casa/tienda de campaña/sala de aislamiento, es refugio/espacio de acción/exhibidor de restos.
No encuentro el modo de ingresar. Solo puedo mirar a través de algún intersticio.
(- El olor del lienzo no se ha ido, dice Lionti)




(3)
Un rayo atraviesa el cielorraso y se detiene a centímetros del impacto.




(4)
Ellos han dispuesto sobre el piso, pinturas sin estructura.
Puntos de luz tocan algunas de las partes para ocultar el resto.
(cuatro)
No es la sombra lo que silencia. Es un estado de ánimo de otro lo que predispone y determina. Un bosquejo de intención de esta naturaleza de las cosas. De estas cosas que son cebo que esperan no ser descubiertas porque están desnudas, derruidas y vejadas por las indeterminaciones del tiempo.
Volverme sería abandonar. Y la idea me incomoda.
No es la luz lo que señala. Es un designio que expone el fragmento de una gran herida. Una herida que no se si comienza o termina.
Todo lo que se sabe se desglosa dentro de un círculo perceptible.
Y es suficiente.
La herida que nace o muere en un lugar incierto reposa y se condensa en este pequeño círculo.
(tres)
Atravesar.
Me pregunto qué habrá de ese lado de la intemperie. Y si este rayo será la prolongación de aquella herida que ahora rasga.
Hay un hilo invisible que se inmiscuye entre huecos para enredar los sentidos. Hay una sensación de despojo que se hibrida en el mientras.
Siempre me pregunto por lo que motiva al otro y (otra vez) siento la incomodidad del abandono.
(uno)
Estos fragmentos aprisionan otros fragmentos que son también restos y reclaman por lo demás. ¿Son partes de partes que anuncian la noción del desamparo sin haberlo sufrido?
La ruina es la evidencia de lo que otra vez fue.
Recorrer este espacio entre escombros que no parecen ser, es voltear para no encontrar nada.
Eso.
Tal vez la suma de las cosas es lo que resta y nos acerca al vacío.
¿Será, finalmente, ese el destino? ¿Comenzar desde la nada y franquearla para regresar a ella?
(2)
He transgredido la duda para inmiscuirme en el interior.
Este refugio/espacio de acción/exhibidor de restos, aloja otras partes sobre seis idénticas mesas de aluminio.
(dos)
Recuerdo un cielo naranja y un árbol de hojas rojas.
Recuerdo un árbol de hojas rojas que viraban a verde y se desnudaba en invierno. Una corteza rugosa y tosca se le desprendía descubriendo una piel clara y sin llagas. El árbol desnudo era otro y la corteza la certeza de lo que había sido.
Esto es eso: es corteza desprendida de aquello que la contuvo, es corteza desprendida de aquello que la sostuvo, es el faltante de algo, es la respuesta pronta de otra que ha mutado, es la costra que evoca la forma que ahora es ausencia.
Si puedo suponer lo otro con solo mirarla, entonces, ¿es ella la negación del olvido?
Mirar desde dentro es volcar savia sobre los pies. Es destinar pensamientos a las cosas que dejaron de ser para construir otros.
Una idea es siempre principio.

(1,2,3,4,cuatro,tres,uno,2,dos)
Geli habita un mundo en el que la forma es siempre vestigio de otra. Un mundo repleto de indicios que afirman que todo ha ocurrido mucho antes. Un mundo donde las palabras no abarcan lo que quisieran. (menos, aún, las mías).




Quiero volver otra vez.
Y otra vez abandonar y olvidar.

Javier Soria Vazquez, abril 2018

Curaduría: Aldo Ternavasio y Alejandra Mizrahi





La muestra se puede ver hasta el Domingo 3 de junio de 2018 en Museo de la Universidad Nacional de Tucumán (San Martin 1545 - Tucumán)

Jueves 10 de mayo a las 19.30 hs - Charla con Javier Soria Vázquez

Jueves 24 de mayo a las 20.30 hs - Performance de Geli González

Cierre de la muestra Domingo 3 de junio


compartir