Desde una NUEVA conversación: OTRA conversación

Autor de la reseñaLaura Reginato, 30 de Julio de 2017
MuestraCartografías aleatorias de la serie "todos igual"
EspacioCultural San Martín
Artista(s)Silvio Fischbein
Técnica(s)Otras
Inauguración18-07-2017 19:00
Cierre08-08-2017 19:00

“Todos los CONTENIDOS son buenos,
a condición sin embargo de que no consistan en interpretaciones,
sino que se refieran al USO del libro, que multipliquen ese uso,
que construyan una LENGUA MÁS AL INTERIOR DE SU LENGUA”
Gilles Deleuze -.



El artista argentino Silvio Fischbein expone, en el Hall Sala AB del Cultural San Martín, “Cartografías Aleatorias”, instalación perteneciente a la serie “todos, IGUAL”, en donde crea estructuras geométricas hechas de materiales culturales diversos puestos en relación bajo un nuevo dispositivo. Desde esa materia extra-artística, nos reconecta con nuestro mundo de afuera, con la historia que pasa y nos atraviesa, con los múltiples lenguajes y su huella, con ese “entre” que parece ser uno de los sitios predilectos a explorar por el arte contemporáneo.

Gran parte de la praxis artística, en nuestro tiempo vestido del prefijo “post”, no sólo trabaja con materiales que ya están circulando e informados por otros a modo de productos en el mercado cultural; también los explora tratando de entenderlos y de extender su origen y su razón material, exponiendo su carácter inicial, su poder de “verdad” y su potencial como “cuerpos genealógicos” con una historia íntima. Cualquier cosa con la que el artista trabaja no sólo tiene invertida mano de obra sino también contienen una carga social, política e histórica inherente que construye, como señala Gilles Deleuze, “una lengua más en el interior de su lengua”. Es desde ese lugar que resulta interesante dejarse afectar por la esta instalación/exposición que, como señala el curador de la muestra Federico de la Puente, trae “a la historia, los sentidos y conflictos de cada fragmento (…) Hay una equiparación de valor. Así, pesan, importan, aportan, significan todos, IGUAL”, desde mediaciones, desde un aquí y un ahora.

Como posibles Torres de Babel, las obras de esta instalación ya no afirman la diferencia, sino que construyen, a partir de la misma, una situación de contraste que evidencia la dificultad de la coexistencia de las subjetividades en el mundo contemporáneo. La idea de la ruina babélica sigue problematizando, entre fronteras territoriales, culturales y lingüísticas, la utopía comunitaria, mostrando que la emisión de opiniones diversas no es condición suficiente para un reparto más equitativo de lo sensible que nos rodea y del poder que lo gobierna y estructura.

Ya no se trataría de interpretar sino de apropiarse y habitar esas nuevas formas hechas de fragmentos diversos que nos abren a cartografías susurradas en muchos otros idiomas, a otro relato que continúa para reinterpretar muchos más en un devenir continuo, en un ser-posible-en-común. Quizás, esa gran torre de Babel se presenta como una especie de cuerpo totémico en forma de anti-monumento que ya no refleja fuerzas maravillosas y atribuciones espirituales de deidades naturales o animales, sino la fragilidad de los datos de un mundo cultural globalizado, donde la lengua única se abre a la diversidad, a la pluralidad de sentidos y a la multiplicidad de redes de signos.



De este modo, la cartografía que construyen las obras, dibuja una máquina abstracta y aleatoria que ya no reproduce sino que construye un espacio abierto, conectable, desmontable. Trazan performáticamente un mapa nuevo, un desplazamiento nómade de creación y experimentación en donde tienen lugar otros agenciamientos, abriéndonos a vías posibles de subversión. Antes que representar un mundo ya dado, suponen la creación de nuevas relaciones y territorios desde la heterogeneidad de componentes, instaurando al lenguaje mismo en su más radical condición de posibilidad.

Así que, a través de esa única vinculación de fragmentos que nos hablan de nuestra experiencia cotidiana y recodifican un contexto específico, el artista hace uso poético del mundo, borrando fronteras entre producción y consumo, introduciendo la importancia de un modo de igualdad en diálogo con Otro/Otros que nos expone a la emergencia de la construcción de una nueva singularidad que inaugure territorios existenciales, que libere nuevas formas de sentir – pensar - conocer para reinventar la relación que tenemos con lo que nos rodea.

“Cartografías aleatorias” es una nueva conversación que posibilita otras conversaciones –aventuradas, interrumpidas, múltiples, diferentes, sin principio ni punto final - pero que aún conservan, como toda conversación, su capacidad de resistencia, porque muestra que pensar es algo distinto de juzgar, discutir o clasificar, pensar es crear en una soledad demasiado poblada de otros diálogos y deudora de otras voces: un territorio lleno de buenos encuentros.



Cartografías aleatorias de la serie "todos igual" de Silvio Fischbein hasta el 8 de Agosto en
Cultural San Martín (Sarmiento 1551 - CABA) @culturalsanmar


compartir