Las horas menores de Santiago García Sáenz en Hache

hachejunio17garciaSaenz.jpg

Las horas menores una muestra de dibujos inéditos de Santiago García Sáenz realizados entre 1974 y 1982 aproximadamente.

Santiago García Sáenz se presentó a sí mismo, para nosotros, como un pintor de estampas religiosas, enrarecidas en paisajes selváticos, o ruinas que con una escala incorrecta repetían el arco como lugar de cobijo. Sus personajes allí impresos no se presentaban ajenos a nuestra educación, o no parecían venir de lejos. Ese García Sáenz, con poca prisa, no es el de esta exhibición.

Curada por Santiago Villanueva, la exposición presenta dibujos encontrados en carpetas después de su muerte en 2006 y una serie de cuadernos donde más tarde, García Sáenz, bocetó algunas de sus pinturas, con la urgencia de aquel que sabe que lejos del plan está la imagen final. Esta selección de dibujos, que llegan ahora a las manos de quienes, con la distancia, podemos conocer a Santiago García Sáenz, o más precisamente a su obra, son la puerta de entrada para hojear la numerosa producción que desde mediados de los años setenta hasta comienzos de los años ochenta ocupó la adolescencia del pintor. Son dibujos que resistieron en el taller del artista por más de cuarenta años
hasta llegar por primera vez a la pared blanca. Dentro de las carpetas donde fueron guardados, esos dibujos fueron generando las transferencias más inesperadas o el envejecimiento más oportuno. Son trabajos en fibra, con aerosol, con lapicera o lápiz, unos pocos con algo de color. Muchos realizados sobre los planos que acompañaron su vida de estudiante de arquitectura, otros sobre papeles de oficina, con formatos repetitivos y burocráticos. La meditación y planificación de sus pinturas acá desaparece, pero no como catarsis, ese no parece ser el método de SGS.

La exhibición intenta rescatar la potencia de estos trabajos que se presentan como “esqueletos” y otorgarles autonomía. Los dibujos no son la clave para entender la producción posterior de Santiago García Sáenz, por eso necesitan una atención particular.



Curaduría: Santiago Villanueva
Registro, documentación e investigación: María Lightowler

Inauguración Martes 20 de Junio de 2017 a las 19 hs
Hasta el 29 de Julio



Algo más acerca de los dibujos

Si creemos en la idea de serie, hay 3 o 4 series o grupos en los dibujos de estos años. Una que representa la vida aristocrática, palaciega y circense de un grupo de personas, donde reinan las situaciones absurdas y el humor, estos van de la definición a la mancha, de la tinta seca a la aguada, y de la precisión a la forma abierta. Tienen un formato particular, las hojas sobre las que SGS realizó sus ejercicios de estudiante de arquitectura, planos y formas geométricas esbozadas con dedica- ción en varios colores de fibras. Otra serie se puede definir por el color, donde los personajes están generalmente desnudos, entre rondas, baños y luchas. Luego una serie de trabajos más sintéticos realizados en fibra donde se superponen y contradicen situaciones de mayor intimidad, donde aparece una vida doméstica desclasada.

No son bocetos. Estos dibujos tienen una intención de descarga inmediata pero que sin embargo se sujeta de micro relatos que pueden tenderse entre unos y otros, aunque lejanos temporalmente y distantes sus imágenes, los une una actitud de justicia adolescente. Con una finísima línea, SGS construye personajes elongados, mujeres que pasean perros, bailarines que exageran las formas curvas, pero también un personaje informe que mea cuadros o un muerto en estado de ascenden- cia. Se podrían ensayar modos de pensar el conjunto de los dibujos, o posibles activaciones de sus imágenes, desde las más obvias y prejuiciosas hasta las más personales y biográficas:
- una ópera de actos infinitos- una tira para una publicación popular - un diario de clase- ejercicios sin consigna- actos reflejos

Dice, Santiago Villanueva, curador de la exhibición: “Son esbozos, donde no hay un plan que decodifi- car sino un esqueleto más vital y certero de intereses que el tiempo momifica. Tenemos que hacer el esfuerzo para pensar que este Santiago García Sáenz aún no piensa en el destino de los objetos que produce sino que sólo intenta formarse desde la repetición”.



Hache
Loyola 32 CABA
@hachegaleria



Santiago García Sáenz Nació en Buenos Aires en 1955 y falleció en la misma ciudad, en 2006. Pintor autodidacta, reconocía como sus maestros a David Heynemann, José Manuel Moraña, Luis Felipe Noé y Libero Badii. Aunque fue un pintor de oficio, en ocasiones incursionó en la instalación y el mural. Sus obras giran en torno a alusiones y revisiones sobre temas religiosos predominantemente cristianos, pero también sobre temas de identidad nacional: el mestizaje, las voces populares, el retrato del paisaje rural, el crecimiento de las grandes urbes. Muchas de sus obras remiten a los grandes temas de la historia nacional, como las invasiones inglesas y la Revolución de Mayo; o la historia latinoamericana, como la Conquista de América. Con una poética particular, supo vincularse y aggionar su obra confrontándola con las preocupaciones contemporáneas en un circuito argentino y latinoamericano que hacia las décadas del ́90 y 2000 se encontraba en plena renovación y absorción de las tendencias internacionales, pero que también comenzaba a discutir sus propias preocupaciones generando reflexiones locales y regionales. Entre sus exhibiciones individuales se destacan: El día imperfecto, Hache Galería, Buenos Aires, Argentina (2013); Las Bestias, Museo de Arte Contemporáneo de Rosario, Santa Fe, Argentina (2012); Nuestro Señor de la Paciencia en Wall Street. Santiago García Saénz, Galería Zavaleta Lab, Buenos Aires, Argentina (2009); Pinturas. Santiago García Sáenz, Galería van Riel, Buenos Aires, Argentina (2007); Autorretratos de Santiago García Sáenz, Museo de Arte Hispanoamericano Isaac Fernández Blanco, Buenos Aires, Argentina (2005), Galería Van Riel. Buenos Aires, Argentina (2003); Café El Mariscal. Corrientes, Argentina; Centro Cultural del Nordeste. Resistencia, Argentina (2002); Centro Cultural Recoleta. Buenos Aires, Argentina (2000); Galería Nexus. Buenos Aires, Argentina (1999); Centro Cultural Ricardo Rojas. Buenos Aires, Argentina (1998); Centro Cultural de la Rivera. Asunción, Paraguay (1997); Casa Argentina, Roma, Italia; Centro Cultural de la Universidad Nacional de Tucumán, San Miguel de Tucumán, Argentina (1996); Museo de Arte Hispanoamericano Isaac Fernández Blanco, Buenos Aires, Argentina (1995); Museo Casa Arias Rengel. Salta, Argentina (1995); Galería Ysant Gayet. Asunción, Paraguay (1993); Centro Cultural Recoleta. Buenos Aires, Argentina (1993); Galería Centoira. Buenos Aires, Argentina (1992); Museo del Barro, Asunción, Paraguay (1991); Galería Centoira. Buenos Aires, Argentina (1990); Centro Cultural Recoleta. Buenos Aires, Argentina (1987); Galería Ruth Benzacar, Buenos Aires, Argentina (1984 y 1982); Galería Christel K, Buenos Aires, Argentina (1981); Galería Lirolay, Buenos Aires, Argentina (1977). Su obra participó de numerosas exhibiciones colectivas: Fondo Nacional de las Artes, Buenos Aires, Argentina (2003); MNBA - Museo Nacional de Bellas Artes, Buenos Aires, Argentina (2002); MNBA - Museo Nacional de Bellas Artes, Buenos Aires, Argentina (2001); MNBA - Museo Nacional de Bellas Artes, Buenos Aires, Argentina (2000); Banco de la Provincia de Buenos Aires (Casa Central), Buenos Aires, Argentina (1999); MNBA - Museo Nacional de Bellas Artes, Buenos Aires, Argentina (1999); MNBA - Museo Nacional de Bellas Artes, Buenos Aires, Argentina (1998); Fondo Nacional de las Artes, Buenos Aires, Argentina (1997); MNBA - Museo Nacional de Bellas Artes, Buenos Aires, Argentina (1997); Museo de Artes Plásticas Eduardo Sívori, Buenos Aires, Argentina (1996); MNBA - Museo Nacional de Bellas Artes, Buenos Aires, Argentina (1995); Palais de Glâce, Buenos Aires, Argentina (1993); Centro Cultural Recoleta. Buenos Aires, Argentina (1993); MNAD - Museo Nacional de Arte Decorativo, Buenos Aires, Argentina (1992); Palais de Glâce. Buenos Aires, Argentina (1991); Centro Cultural Recoleta, Buenos Aires, Argentina (1991); MAMBA - Museo de Arte Moderno, Buenos Aires, Argentina (1989); Centro Cultural Recoleta, Buenos Aires, Argentina (1985); Casa de América Latina. París, Francia (1983); Museo de América. Madrid, España (1983). A lo largo de su carrera recibió numerosos premios y becas, entre los que se destacan: Segundo Premio XXXIII Salón de Arte Sacro, Tandil, Argentina (2003); Beca Fondo Nacional de las Artes, Buenos Aires, Argentina (2002); Primer Premio Pintura Joven, Fundación Fortabat, Buenos Aires, Argentina (1997); Mención Salón Manuel Belgrano. Buenos Aires, Argentina (1996); Mención Concejo Deliberante. Buenos Aires, Argentina (1994); Mención VIII Bienal de Arte Iberoamericana. México D.F., México (1992). En 2005, un año antes de su muerte, festejó sus 50 años con la presentación de un libro que reunía pinturas, textos autobiográficos y textos críticos de personalidades destacadas del mundo del arte, bajo el título de Ángel de la Guarda, cincuenta años de dulce compañía. Su obra es parte de las siguientes colecciones: MALBA - Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires, Buenos Aires, Argentina; Colección de Arte Amalia Lacroze de Fortabat, Buenos Aires, Argentina; Museos Vaticanos, Ciudad del Vaticano; Museo del Barro, Asunción, Paraguay; Museo Provincial de Bellas Artes, Corrientes, Argentina; Museo Provincial de Bellas Artes, Salta, Argentina, entre otras colecciones privadas.
compartir