Iván Enquin y Mariana Sissia en Quimera

quimerazo17.jpg

Ahonda el vacio', de Ivan Enquin
Curaduría de Merlina Rañi (Merlina Arañi)

Atravesar con filo tanto al material como al tema, siempre fue el placer y medio de Iván Enquin, una operación estética que empieza en la superficie de la piel, y rápidamente alcanza una profundidad visceral y desconocida.

Desde sus primeros calados, a la obra instalativa con stretch film, pasando por su trabajo con remanentes, el eje se ubica en la negación o fragmentación de la imagen, lo que denota su afán por conectarse con aquello que no muestra lo que pretende ser explícito.
Su composición pone en tensión signos extremos, a primera vista opuestos, y la obra acaba por ser una especie de prueba estética que demuestra lo contrario. El trabajo con patrones islámicos y pornografía, abre una reflexión que puede tomarse de distintos ángulos, pero que sin duda trabaja sobre la manipulación de la figura femenina.

Con Kaaba se activa un sistema de relaciones que se sustenta en la transposición de un símbolo: la Kaaba es el centro canónico del mundo islámico, un templo de granito negro al cual dirigen su intención. Traer su imagen, trasponerla, trasvestirla, son algunas de las operaciones que se ponen en escena, así como aludir a la conexión trascendental que distintas culturas establecen a través de lo matérico y objetual - dígase fetiche, amuleto, templo - .

Opuesta a la producción, la obra busca seducir al sujeto desde una fuerza estética concreta, para introducirlo en la experiencia de habitar un símbolo que ha sido desplazado geográfica y culturalmente.

Los materiales que la constituyen, proponen los contornos de una fantasía a la que únicamente un cuerpo puede dar vida, su precariedad refuerza el foco en el sistema de relaciones, siendo el objeto un simple servidor de este fin. Así el cubo ofrece una contención para la experiencia, y ésta un misterio que sólo uno puede develarse a sí mismo.


'El residuo de la pintura' de Mariana Sissia
Heredo el taller de un pintor. Una de las paredes está completamente chorreada, manchada con lo que fue el residuo de su pintura. Me resulta atractiva. Me pregunto ¿Por qué el pintor no se llevó esa pared de durlock fácilmente desmontable? ¿Por qué la consideró residuo, descarte? Coloco algunos dibujos encima y me gusta el diálogo que se genera entre éstos y la pintura. Me remonta a la historia del arte, a los siglos en los cuales el dibujo fue el residuo de la pintura, aquella primera idea esbozada en un papel de pequeño formato con carácter proyectual pero sin valor de obra. Pienso en cómo esta superposición invierte esos valores.

(Mariana Sissia es artista de Document Art)




Inauguración jueves 23 de marzo de 2017 a las 20hs


Quimera

Humboldt 1981 - CABA
@QuimeradelArte


Iván Enquin Buenos Aires, 1987. Artista autodidacta. En 2003 obtiene la Beca ProyectArte. En los años subsiguientes, realiza clínicas de obra con Ernesto Pesce, Leonel Luna, Leticia Obeid, Dolores Casares, entre otros. Realizó exposiciones colectivas e individuales entre las que se destacan: Premio Banco Central (2015), Fondo Nacional de las Artes (2015), Premio Proyecto A (2013-12-1110), Chelsea Art Museum NY (2008), C.C. Recoleta (2005).




Mariana Sissia Preparando su tesis de licenciatura en Pintura por la Universidad Nacional de Rosario. Durante 2011-2012 cursó el Programa de Artistas en UTDT. Entre sus exposiciones individuales se destacan Mantra (The Mission, solo project Pinta Miami, 2016), Mental Landscape (The Mission, Chicago, 2015, y Big Sur, Bs As, 2014), El templo como microcosmos (Baro, San Pablo, 2013), En otro mundo la belleza es extraña (Sendrós, 2012), Dibujos recientes (The Mission, Chicago, 2012) y Sistema de defensa de mí misma (Baro, San Pablo, 2010). Participó en varias muestras colectivas; entre ellas, Preto e branco (Baro, San Pablo, 2015), IX Subasta (Museo de Arte de Lima, 2015), Here We Are and From Here We Go (Arróniz, México, 2013), Nuevas tendencias II (MAMbA, 2012), Xanadú (UTDT, Buenos Aires, 2012), Laboratorio curatorial (SP Arte, Pavilhão da Bienal, San Pablo, 2012) y Horizonte vazado (Instituto Cervantes, San Pablo, 2011). En 2012 recibió la beca para producción del Fondo Nacional de las Artes, y el Tercer Premio Itaú. En 2013 participó de Banff Artists in Residence, Canadá.
compartir