Mónica Heller en Piedras

Del orden Cósmico al orden cosmético. Mónica Heller en Piedras Espacio desde el sábado 22 de octubre de 2016 hasta el sábado 19 de noviembre de 2016.

Para que se forme un nudo antes tuvo que haber dos puntas
Sobre la muestra Del orden cósmico al orden cosmético de Mónica Heller

Siempre, en algún lugar, alguien decide hacerle creer a otros que vale la pena vivir la vida. Que hay algo así como el bienestar y que este bienestar se puede alcanzar a través de:
1) la adquisición de bienes materiales,
2) la meditación,
3) la Fe,
4) el conocimiento,
5) la reproducción,
6) etc.
Como el arte no es ninguna de estas cosas y a la vez es o podría ser todas ellas, éste se plantea en serio la posibilidad de declarar como absolutamente falsa esa premisa, aquella de que la vida vale la pena.



Las obras de Mónica Heller no hablan de una distopía. Tampoco de un apocalipsis que, de última, podría llevar esperanzas a los que sospechan atemorizados que la vida puede eternizarse en múltiples reencarnaciones. No, nada de esto. Lo que aparece en los videos de Mónica es la idea mortificante y fortificante de una ausencia de cambios.

Llegará el siglo XXII y todo este desierto emocional que es clave hoy será un desierto visual, un desierto literal.



Una raza más cercana al pato que al ser humano colonizará el planeta. Así, bocas de pato y pezones con forma de picos de pato hacen pensar en críos que toman de esas tetas y se van transformando en patos humanos. Amys Wainehouses pato reencarnadas en un siglo XXII oscuro y polvoriento, donde lo más probable es que a alguien se le ocurra hacerle creer a otros que la vida es algo que vale la pena (¿o ya se habrá podido dar por olvidado el impulso humano de creer en las estructuras materialistas de la cultura?). Esta falacia parece ser parte de lo que se eterniza. Falacia no porque valga la pena o no vivir la vida, sino porque en definitiva qué importa si vale la pena o no, cuando lo que importa es que no hay muchas opciones. Estás viva y tenés que vivir *.



En Del orden cósmico al orden cosmético una secuencia de hechos, todos ellos mínimos, muestran a un oso, un conejo y un mono realizando experimentos con cuerpos humanos, casi todos ellos sin penes -cuerpos lisos-. Algo pasa, hay indicios o pistas (como los dientes de humanos que se caen al piso y el pato que los quiere comer, ese humanoide bebé gigante que corre entre cactus jurásicos o la fabricación de un tótem para el Museo de ciencias), pero nunca se sabe con certeza si sucede algo o no. Hay que contar la historia sin linealidad, sin principio ni final, sin conclusiones. Hay que pensar más que nada en la forma y en el proceso de construcción de la obra.



Mónica Heller trabaja con elementos que forman parte de programas de animación 3D y logra algo difícil o imposible de ver en obras que proceden de forma similar con tecnologías de este tipo. Mónica logra que la herramienta no importe (aunque a ella le gusta explicar de qué forma construye sus vídeos, construccion que ella misma analoga a la pintura). Son vídeos en animación 3D completamente atemporales, no son autoreferenciales, exceden con holgura lo que usualmente vemos en vídeos de este tipo, que terminan siendo poco menos que la demostración del uso de un medio.

En las obras de Heller todo es colateral o, mejor dicho, todo lo colateral es central. No hay otra forma de ver sus obras que no sea como un modo de paradoja. Modificaciones mínimas en personajes prefabricados permiten ver las “sombras” de estos seres que están esperando en su virtualidad a ser capturados, sin apuro, sin presiones, sin promesas de bienestar.



Un ser sin promesa de porvenir y sin ansiedad puede esperar una eternidad.

Los patos triunfarán y darán lugar a un futuro muy largo de fiestas diurnas bajo noches eternas, donde los dientes -ya inútiles en ese entonces - se coleccionarán en fríos templos dedicados al estudio de aquella especie que especuló alguna vez con la venganza o la Ley del Talión como posibilidad de transformación.

*Una apología al suicidio y su legitimidad podría formar parte de otro texto, no de éste.

Malena Pizani
Noviembre de 2016



La muestra inauguró el 22 de octubre y se puede visitar hasta el sábado 19 de noviembre de 2016



Piedras Espacio
Avenida Rivadavia 2625 piso 4 - CABA


Mónica HellerEs artista visual su trabajo se desarrolla principalmente en el campo del video arte y la animación 2d y 3d. Ha Participado del Programa de artistas de la Universidad Di Tella (2009). Fue becada por la fundación MMSN para realizar una residencia en Hangar Centro de Creación Contemporánea, Barcelona (2010). Sus obras fueron expuestas de manera individual y colectiva en Buenos Aires, Rosario, Salta, San Martín de los Andes, Barcelona, Londres, Lyon, San Pablo y Berlín.


compartir