Una metáfora griega

Cabalgando Vientos. Lidia Leventeris en CC Borges desde el jueves 19 de mayo de 2016 hasta el domingo 12 de junio de 2016.

El jueves 19 de mayo se inauguró en el Centro Cultural Borges la muestra “Cabalgando Vientos” de Lidia Leventeris, auspiciada por la Embajada de Grecia y bajo la curaduría de Blanca Monzón.

Esta cuenta con 20 obras que evocan el universo griego que forma parte de las raíces de la artista.

Lidia, quien originariamente se formó en el ámbito de la física y las ciencias sociales, termina abordando el arte desde su aspecto más metafísico, donde conviven elementos abstractos (propios de cada individuo), atravesando territorios tan complejos como lo puede ser el pensamiento, las emociones y los deseos.

Esto se ve manifestado también en las piezas figurativas, donde aparece ese factor de lo que podría ser aparente, pero no lo es.

Así la artista, complejiza y yuxtapone elementos como si fuera un montaje donde las piezas (que remiten a lo onírico/las profundidades del inconsciente) se van articulando para construir una representación subjetiva del hombre, sus planos sentimentales, psicológicos y socioculturales.

Técnica que indudablemente recupera a los cubistas del modernismo para traerlos a nuestra época.

Por otro lado, se puede observar su carácter sensorial, que invita a tener el impulso de ir a tocar y sentir las texturas generadas por su superficie gruesa de varias capas de pintura, compuestas por pinceladas espesas de colores.

“Es como si cada pincelada de color reflejara las emociones de la artista” dice el Embajador de Grecia.

Estas obras son realizadas sin preconceptos concebidos. La artista trabaja con el proceso, con las metáforas, donde aborda la creación como una investigación, generando a posteriori una reflexión sobre la interpretación.

“Cabalgando Vientos” pone en evidencia al hombre, encarna conceptos míticos. Discursos ancestrales que prácticamente ayudaron a concebir lo que somos hoy en día y claro está, conceptos que también configuraron la mayor parte de los comienzos de la historia del arte.

Cada obra está llena de reminiscencias del pasado y del presente, desde la mitología griega y los conceptos de mythos y catarsis de Aristóteles como “La Alegoría de las Cavernas” de Platón, hasta temas sociales y ambientales que están vigentes en la actualidad, como el desplazamiento de los inmigrantes y la falta de consciencia ecológica (a través de una metáfora sobre la Cinta de Moebius).

Mientras tanto, me es inevitable nombrar un texto de Jan Kott sobre “Hamlet” que leí hace menos de un mes.

Esto es, porque justamente el autor le atribuye a Hamlet el carácter de espejo. La misma característica que se observa en las obras de Leventeris, donde uno puede verse reflejado sin importar el contexto en el que se sitúe, ya que cada pieza es una suerte de esponja que aglomera una cantidad innumerable de símbolos que nos anteceden y que nos construyen.

Por esto mismo, en una Era donde el hombre está sumergido en lo virtual y lo aparencial, se construye esta plataforma dada por la artista que da la posibilidad de interpelar al espectador.

De forma que se enuncia el aspecto interno, provocando sensaciones encontradas a través de cada obra que llega a tocar lo intrínseco, ese algo a veces olvidado dentro de esta vorágine contemporánea.

“Cabalgando vientos” te transporta a ese mundo profundo, lo que Nietzsche llamaría lo Dionisiaco.

La muestra se podrá visitar hasta el 12 de Junio del 2016

Centro Cultural Borges
Viamonte esq. San Martín
C.A.B.A.
http://www.ccborges.org.ar
LU-SA: 10 a 21hs; DO: 12 a 21hs

compartir
Con el apoyo de