Antonio Berni: Juanito y Ramona. El material y la narración explosivamente cautivante

Juanito y Ramona. Antonio Berni en Malba desde el miércoles 29 de octubre de 2014 hasta el lunes 23 de febrero de 2015.

La exposición inaugurada en el Malba Fundación Constantini de Antonio Berni: Juanito y Ramona brinda al público un acercamiento a una etapa en la producción plástica de Berni en la que el artista cuenta narrativamente la historia de dos personajes ficticios, el chico de la villa y la prostituta, como arquetipos de una realidad social.

El trabajo en conjunto de historiadores, curadores, museólogos, restauradores tanto de MALBA como el Museum of Fine Arts Houston han realizado esta exhibición para el deleite de todos.

Los curadores Mari Carmen Ramírez y Marcelo Pacheco presentan a Antonio Berni como el artista que deja de ser regional para ocupar la categoría internacional. Lo colocan como ese artista que recorrió las vanguardias pero que continúo explorando y lo posicionan como a un artista contemporáneo.

Andrea Giunta piensa a Ramona Montiel como aquella mujer que es armada tanto de piezas seleccionadas con un orden y un sentido como armada para defenderse o atacar. En tal sentido Ramona no es solo una víctima de la sociedad sino que decide como vivir su vida.

Ramona esa joven de barrio, agobiada por su trabajo, seducida por los lujos de una “vida mejor” se vuelve prostituta. Así Berni estudia los diferentes aspectos de las presiones sociales e históricas que recaen sobre la mujer, la influencia de la televisión y la publicidad sobre el deseo consumista. Aspectos que aún hoy siguen vigentes. Así Ramona se la ve acompañada de un círculo influyente de amigos de todos los sectores de la sociedad. Berni recurre a mercados de pulgas parisinos en busca de materiales para la construcción de este personaje: vestido de lentejuelas, encajes, cordones etc.

Juanito este chico que vive en la villa, Berni lo exhibe en situaciones cotidianas un chico como todos, remontando un barrilete, jugando o nadando en la laguna con su perro. Así lo imagina y lo materializa construyendo los ensambles con pedazos de telas, latas aplastadas, hojas de metal, desechos industriales que el artista va seleccionando para cada obra.

Por último la exposición deriva en los monstruos, Berni dividió en dos grupos: Monstruos cósmicos y Monstruos infernales, que actúan en las pesadillas de Juanito y desafían los temores de Ramona. Estas creaciones bizarras y humorísticas provocaron un gran revuelo cuando fueron expuestos en la retrospectiva que realizó el Instituto Di Tella en 1965. La estética de los monstruos Berni remite a las fiestas callejeras, influencias de la historia del arte, de la religión y de otros cultos paganos.

Esta exposición nos muestra un artista extraordinario y multifacético no solo por la diversidad de materiales utilizados, sino también por la variedad de las técnicas utilizadas, pero por sobre todo, exhibe la fuerza de estos personajes que perduran a través del tiempo.

compartir