Transbordador de la Boca: CIEN AÑOS, UN PUENTE

La muestra en el corazón de la Boca propone un recorrido por la historia del puente “Nicolás Avellaneda”, ya que se conmemoran los 100 años del puente transbordador, dándole así el nombre a la exposición.

Lo que me llamo mucho la atención es la propuesta desde el museo: Formular una cercanía entre el arte y los artistas. ¿Cuantas veces como espectadores nos encontramos frente a una obra de un artista que ya falleció o se erradicó en otro país, haciendo muy difícil el contacto arte-artista?. Tras recorrer la muestra me encuentro con una obra que llamo mi atención: “Al puente de la boca le falta un tornillo” de Guillermo Alio, la cual me pareció muy irónica ya que hace alusión a Quinquela Martin con “La orden del Tornillo” en la cual el entregaba un tornillo al todo que considerara que le faltaba uno (desde músicos hasta médicos la conformaban) y además se refiere a que el puente se encuentra en reparación.
Al Salir del museo me propuse recorrer las calles de Caminito y me encuentro frente a un artista que pinta con su cajas de acuarelas postales de bailarines de tango y ya que me intereso en las artes visuales me dispuse al intercambio de palabras. Hablando sobre la vida, este hombre para mi hasta el momento desconocido me revela que era el autor de la obra “Al puente de la boca le falta un tornillo”. Les propongo así que visiten esta muestra y jueguen a encontrar a los protagonistas que la componen.
Mis agradecimientos a Yamila Valeiras guía en el Mueso Benito Quinquela Martín

compartir
Con el apoyo de