...cuando llegué, ya estaba todo blanqueado | Patricio Larrambebere, Esteban Cornacchia y Amadeo Azar