Lo que un artista nunca revela.

En el horizonte del color. Martín Reyna en Del Infinito - Galería de Arte desde el sábado 22 de septiembre de 2012 hasta el jueves 22 de noviembre de 2012.

Martin Reyna

Lo que un artista nunca revela.

Cuando uno conoce a un artista de quien ha estudiado su obra, lo primero que anhela preguntarle es si puede visitar su taller y quizás lograr ver alguna pieza escondida que resuma toda una vida de trabajo. Claro que con un artista como Reyna, nacido en 1964 en Buenos Aires y radicado hace más de dos décadas en París, habiendo surcado los 80s y 90s con una amplia producción, resulta complejo encerrar en un único eslabón este recorrido.

Al igual que un poeta de la adición matérica y la sustracción de la acuarela, Reyna consigue, a través del azar y lo accidental, redefinirse en un neo expresionismo pulcro a la vez que en desenfado.
De formatos amplios y en sugerencia de lo infinito, sus paisajes en papeles y telas parecieran desbordar de colores en cada gesto o línea que pronuncia.
En palabras de Cyroulnik, su obra es complemento y unión de lo solar y crepuscular.

Cualquiera estaría celoso de la maestría y descontrol de Martín Reyna sobre la materia, sus cualidades y transparencias. El modo en el que utiliza las líneas horizontales, la mancha y el territorio de la pintura para originar paisajes inexistentes e implosionarlos con el pigmento. Pequeños fragmentos de color en superposición con texturas y arrebatos que estructuran sus piezas como un símbolo de su propio lenguaje.

Su técnica y utilización del color nos recuerdan a Keneth Noland y Morris Louis en sus investigaciones con el movimiento Color field painting durante la década de 1960. Sin embargo, también resulta clara la influencia de los expresionistas abstractos del grupo de Greenberg.

Cuando uno consigue finalmente conocer a Martín, uno descubre la sencillez y pureza de sus piezas. Sus Paralelos 42, sus Rues Nationales y las primeras casitas que invocaban los primeros años de carrera, todas acompañadas de una música, literatura o paisaje apropiado, como en sus últimas series, la Patagonia.
Uno comprende que detrás de la imagen del paisaje, lo que de verdad encuentra es el recuerdo de él, su perfume y esencia. El propio deseo de pintar, lo que un artista nunca revela.

compartir
Libros lentos sobre arte argentino. Editores: Santiago Villanueva y Nicolás Cuello.
Con el apoyo de