la boca de Menicucci multiplicada

Pop, realismos y política. Brasil - Argentina 1960. Antonio Berni, Marta Minujín, Hélio Oiticica, entre otros en Fundación PROA desde el sábado 14 de julio de 2012 hasta el martes 25 de septiembre de 2012.
Acerca de la participación de Pablo Menicucci en la muestra POP, realismos y política. Brasil y Argentina; y de las cosas que se cumplen con esta colectiva de primer nivel.

El planteo de participar en la muestra con esta obra de Pablo, (Boca, 1967-2003), fue una
oportunidad espléndida de traer su forma icónica al elenco de artistas propuesto por los
curadores Paulo Herkenhoff y Rodrigo Alonso. Y parece en cierta forma demostrada su
iconicidad tan indiscutiblemente pop que la obra, si bien se reproduce en las notas de medios escritos, no se menciona a su autor en el texto, sólo la boca aparece, inolvidable en esa sonrisa congelada.
Volviendo a su inclusión en la excelente muestra de Proa, creo que la boca de Pablo, si bien es sensual y diáfana, también parece en cierta forma solidificada en un gesto de bienestar que no puede sostenerse sino forzadamente, un cliché del gesto y también seguramente una parte dela sofisticación de la sonrisa, tan demostradora de charme y sociabilité.
Las bocas para Pablo, como forma icónica, siempre depositaron sus mejores fantasías. Las
pintó en sus retratos con toda minuciosidad, demostrando la pasión por esos rojos intensos que enardecen a sus personajes femeninos, tan enigmáticos o tan distantes. Pero es verdad que la boca congelada en una sonrisa a medias, también puede ser interpretada como palabra negada, al menos para asumir sin prejuicio su sexualidad. Algo que celebro es que al menos pudo ver cómo ese prejuicio se diluía en una sociedad que aceptaba el casamiento igualitario. Esto lo sorprendió para bien y supo que se podía aceptar plenamente su mundo tan camp y sus pasiones por lo pequeño tan naif, animándose a mostrar parte de su colección de juguetes en unos zigurats con cúpulas, en la individual del Fondo Nacional de las Artes de 2005.
La Boca exhibida en La Boca, es parte de una misma obra que tiene módulos diferentes. La
pieza completa se llama Hola Sophia! Y es un homenaje a la diva del cine homónima, de modo que esta boca es de Sofía Loren, como lo son sus ojos y su silueta. Fue una nueva versión de la original de 1967 que le permitió ganar el Premio Braque con el que conoció el ambiente parisino del 68.
Menicucci se negó a que otros lo colaboraran en realizar una copia precisa de la anterior, de planos perfectamente recortados, quiso hacer una nueva con su mirada luego de treinta y ocho años pasados.

compartir