Artistas plásticos rechazan la obligación de donar sus obras

La Nación - Sociedad - miércoles 4 de julio de 2012

Artistas plásticos rechazan la obligación de donar sus obras


Escena inquietante, de Chiachio y Giannone, una
de las obras expuestas.
Foto: LA NACION / Hernán Zenteno


"Donaciones suspendidas", dice un sello aplicado a mano en cada uno de los catálogos de Ultimas Tendencias II, la muestra organizada por el Museo de Arte Moderno de Buenos Aires (Mamba) que exigía a los autores de las obras exhibidas ceder gratis sus creaciones para incrementar su patrimonio.

El sello, pegado también en las paredes del Mamba, lleva la firma de Artistas Organizados, los mismos que redactaron una carta en la que afirman que el sistema de adquisición de obras por donación "desvaloriza el trabajo de los artistas" y que el presupuesto que el gobierno porteño destina a los museos es "insuficiente".

De los 655 artistas que habían adherido a esa declaración hasta ayer, unos 80 ya habían donado obras al Mamba con anterioridad.

"Hemos decidido todos juntos, a pesar de la incomodidad, apoyar la realización de esta muestra porque es nuestro deseo sentar un precedente para un futuro, acompañar a la institución pública para fortalecer su acervo a nivel nacional e internacional y porque entendemos que es una de las formas de hacer visible esta situación", dicen en otro párrafo los artistas.

Laura Buccellato, la directora del Mamba, se mostró sorprendida por el reclamo. "Se está haciendo una gran bola de nieve con esto; me sorprende porque los artistas habían aceptado entregar sus obras, nosotros no presionamos a nadie", dijo a LA NACION.

La funcionaria recordó que esta segunda edición de Ultimas Tendencias se hizo con la misma metodología que la anterior, en 2001, y que comenzó a organizarse a principios de año, pero sólo unos días antes de la apertura los artistas le expresaron sus dudas. "Me reuní con un grupito de ellos y les evacué las dudas; muchos son muy jóvenes y no conocen los procedimientos y forma en que se conservan las obras", dijo la directora.

"Además, la adquisición por donación es un sistema usado por todos los museos del mundo, no entiendo este malestar", agregó Buccellato, quien añadió que "los artistas que quieran retirar sus obras podrán hacerlo".

Según expertos en el tema, es habitual que los museos reciban o rechacen donaciones, pero no lo es tanto que el requisito de una exposición organizada por un ente público ponga como condición la obligatoriedad de la donación. Las 110 obras que se exhiben hasta septiembre en todas las salas del Mamba fueron seleccionadas por un comité integrado por Marcelo Grossman, Julia Converti y Valeria Balut. Los tres adhirieron a la carta en la que se cuestiona la modalidad.

"No quisimos boicotear la muestra, ya que habíamos dado nuestra palabra, pero éramos conscientes de que había una forma extorsiva y abusiva de acrecentar el patrimonio", explicó Ariel Cusnir, uno de los artistas jóvenes que participan de la exposición y firma la misiva que lleva la rúbrica de consagrados como Luis Felipe Noé, Guillermo Kuitca, Kevin Power y Pablo Siquier.

También figuran artistas que fueron elegidos para participar pero se negaron a donar sus obras, como Ananké Asseff, Mariela Scafati, Magdalena Kitrik y Beto de Volder.

El ministro de Cultura porteño, Hernán Lombardi, anticipó a LA NACION que podría haber cambios en el Mamba: "Estamos observando cuidadosamente esta situación que se dio entre los artistas y la dirección del Mamba para ver si es necesario sugerir a la institución algún cambio de rumbo estratégico". ¿Se podría modificar el sistema de adquisición de las obras? "Podría ser", dijo el ministro, sin dar mayores precisiones. Por otra parte, destacó que se debe tener en cuenta que el Mamba estuvo cerrado durante muchos años y fue reabierto el año pasado.

Los Artistas Organizados propusieron a Buccellato que durante los tres meses que estará abierta la muestra se realicen en el mismo museo mesas redondas sobre los temas en debate. Los paneles comenzarían en las próximas semanas y abordarían, entre otros tópicos, las políticas presupuestarias y administrativas de los lugares de exposición.

por Silvina Premat , 4 de Julio de 2012
compartir