Vértigo de Tiziana Pierri

Vértigo. Tiziana Pierri en Nora Fisch Arte Contemporáneo desde el miércoles 24 de agosto de 2011 hasta el sábado 24 de septiembre de 2011.

Magia es la primer palabra que viene a mi mente cuando pienso en las pinturas de Tiziana Pierri. Cuando visité su muestra, venia de padecer una serie de episodios desafortunados, uno de esos días en los que nada sale bien, y sólo querés que las horas pasen para que la jornada acabe. Pero cuando llegué a la galería, algo mágico sucedió, una serie de pinturas me atraían casi como un imán hacia ellas, no podía parar de mirarlas encantada. El tiempo se detuvo.
Cada una era un viaje hacia ese estadio muchas veces perdido en la Pintura, el momento de libertad, felicidad, de goce casi perfecto. Un paraíso.
Son todos óleos, en ellos la pincelada se ve clara y sin tapujos. Puedo imaginar como desliza los pinceles sobre el lienzo, como van fluyendo las imágenes. La mayor parte de las obras son de gran formato, y me explica que muchas podrían pensarse como tableros, pizarras donde se realizan anotaciones. De hecho hay recortes de revistas, collages y fotos sobre los óleos, que parecen puestos de manera precaria, tal como se utilizan los ayuda memoria.
Nora Fisch escribe en el texto que acompaña la muestra “los papeles existen ahí, perteneciendo a su universo paralelo, ayuda-memorias de momentos de trabajo o de una fascinación pasajera con una imagen, una referencia extranjera al espacio atemporal y abstracto de la pintura”
El gesto de Tiziana me parece irreverentemente maravilloso, ella no se queda dentro los esquemas propuestos y estructurados dentro de los cánones de la extensa Historia de la Pintura, sino que pareciera trabajar fuera de cualquier “límite”, Nora Fisch plantea: “Es evidente en las telas de Tiziana que ésto no la amedrenta, no hay sensación de peso ni de puja, sino una libertad y frescura que le permite provocar lo que el arte contemporáneo desencadena cuando todavía encuentra un nuevo camino por abrir: una mezcla de incomodidad y alegría. Signos que hay cerca una frontera que aún puede ensancharse”
La p-i-n-t-u-r-a, su sonido perfecto, su misterio. Tiziana lo conoce, y con esta muestra nos lo murmura al oído.

compartir