Recorte, Sutileza, y Acumulación

Casa Tomada. Nahuel Santiago en Hotel Babel desde el viernes 15 de julio de 2011 hasta el viernes 26 de agosto de 2011.
Nahuel Santiago presento en Babel una cuidadosa selección de sus trabajos mas destacados. Tres fuertes conceptos enlazan sus obras (recorte, sutileza, y acumulacion) dando unidad y coherencia a la muestra.

Conocí la obra de "SAN" en el 2006 en un Salon de arte en la ciudad de Quilmes. Debo confesar que asistí al mismo sin muchas expectativas. Una de mis obras había sido seleccionada y se exhibía esa noche, por lo cual mi presencia allí se limitaba a cumplir formalidades e ir a curiosear como había sido tratada por los organizadores. No esperaba encontrarme con nada que me sorprendiera, ni tampoco poder darme el gusto de alimentar mis apetitos estéticos. Sin embargo al recorrer la muestra me encontré con una obra que sinceramente me sorprendió. Pertenecía a la serie "Círculos" de Nahuel Santiago, y destellaba por un uso preciso y ajustado de la monocromia y la composición. Aun mas me sorprendí al conocerlo y saber que se trataba de uno de sus primeros trabajos. Desde entonces siempre me intereso saber por donde se va desarrollando su obra.

Para su muestra "Casa Tomada" Nahuel realizo una cuidadosa selección de algunos de sus trabajos mas destacados. Lejos quedo aquella obra de su serie "Círculos", su obra gano en gestualidad y plasticidad a lo largo de estos años, sin embargo su destellante uso de la monocromia permanece intacto. Los conceptos centrales de su obra también, aunque desarrollados con mayor justeza y profundidad.

Recorriendo toda su obra, o simplemente una de sus muestras, saltan a la luz 3 de las claves de su trabajo: el recorte, el uso de la sutileza, y la acumulación.

Recorte.
Nahuel utiliza el plano de una manera muy particular, sus obras tienen un limite material marcado por el final del soporte utilizado, sin embargo el uso que hace de la imagen trasmite algo distinto. Cada una de sus obras es un recorte, un fragmento seleccionado por el autor, de una imagen que podría ser infinita. Sus trazos y pinceladas no frenan en los bordes como si la historia terminara allí, sino que por el contrario la sensación es la de que la obra podría continuar ad infinitum. Genera así una fuerte presencia que se impone ante el espectador con la fuerza de una escala aun mayor que la de la obra que tiene enfrente. La sensación final es la de poder-perderse-dentro-de.

Sutileza.
Su elección de la monocromia lo lleva explorar y desarrollar el uso de recursos formales que no siempre son bien aprovechados por otros artistas. Nahuel trabaja de manera intensiva con las calidades de lineas, los tamaños, los trazos, la densidad. Utiliza diversos materiales de un mismo color destacando las pequeñas y sutiles diferencias existentes entre los mismos. Una leve diferencia de brillo, un poco mas de textura o grano, una leve diferencia de intensidad en el trazo, cualquier mínima sutileza que para otro podría pasar desapercibida es transformada por el en un gran recurso. Su mano hábil logra que estas pequeñas diferencias se tornen perceptibles para nuestros ojos mediante un fino trabajo de repetición y contrastes.

Acumulación .
Si el punto anterior refería aspectos técnicos o formales, este refiere al uso que hace de los mismos a la hora de la composición. Nahuel trabaja por acumulación. La repetición de pequeños fragmentos o elementos va dando origen paso a paso a ese algo mas que podemos llamar obra. En otro tiempo su preferido para esta tarea de repetición era el circulo, hoy trabaja y explota la linea. El uso de la sutileza --descrito supra-- como proceso, y repetido muchas veces en el soporte va generando una sensación de adentrarte en la pintura.

Por medio de la acumulación pareciera intentar generar una sensación similar a la que tenemos al mirar una noche estrellada. Nuestros ojos se van acostumbrando y encuentran cada vez mas estrellas donde en un principio solo podían distinguir unas cuantas. Al observar sus pinturas sus sutilezas comienzan a hacerse visibles llevándonos a paso a paso un poco mas adentro de si mismas. La sensación final es, al igual que con su uso del plano, la de poder-perderse-dentro-de.

- - -

En esta relación entre el recorte, la sutileza, y la acumulación aparece entonces la clave del magnetismo de esa obra que parece absorbernos hacia sus adentros y que evita que nuestra mirada pueda pasar a la ligera por sobre ellas. No importa si eligió acumular círculos, trazos fragmentados en paralelo, o lineas completas entrecruzadas. No. Nos encontramos siempre ante una cantidad de información visual que pareciera tender al infinito, pero que en lugar de revelarse de una sola vez y de repente --apabullandonos--, se va revelando ante nosotros poco a poco y de manera progresiva. Capta así nuestra mirada, la seduce, y la va llevando hacia las profundidades de un horizonte infinito.

compartir