Puro metal (e imaginación)

Los acerados del acero. Artistas varios en CC Recoleta desde el martes 16 de noviembre de 2010 hasta el domingo 30 de enero de 2011.
El espacio de la “sala J” del CCR exhibe una muestra colectiva de escultores y escultoras de todo el país, trabajando el acero.

El espacio de la “sala J” del CCR exhibe, un tanto apretados, una muestra colectiva de escultores y escultoras (de todas las edades; algunos reconocidos, de trayectoria) de todo el país, trabajando el acero.

La muestra “Los acerados del acero” es la versión local de las muestras que promueve por el mundo la mexicana Fundación Villacero, perteneciente al Grupo Villacero, que tiene más de 50 años y unos 14 promocionando estos eventos, que son toda una “tradición filantrópica” en las empresas capitalistas, junto con ir acumulado para sus “colecciones permanentes” (tal como hacen acá Benito Roggio, la Fundación YPF, Andreani y tantas otras…).

Volviendo a la muestra, los escultores son amplios y variados: el espacio se ha llenado con las formas “abstractas” (como las de Ana Lizaso o Susana Lescano), y con las representaciones más explícitas de Nadia Guthmann (animales), Jorge Gamarra (en un “homenaje” a las mismas herramientas) y los “tótem precolombinos” de Hernán Dompé, entre otros.
Impresiona también el plato y los cubiertos, en un plato que es una “ensalada” de letras de las ciudades del mundo y los pueblos originarios, que presenta Gustavo López Armentía.
Cabe destacarse también que no son escultores y escultoras que exclusivamente trabajan el metal. Por ejemplo, el mencionado López Armentía también trabaja la pintura, el grabado, la acuarela y fotografía. O Fabiana Díaz, la autodidacta oriunda de Río Gallegos, que trabaja además del acero la madera, al igual que Jorge Gamarra.
Otro de los que exhibe y que trabaja (por separado o fusionados) madera y acero –y también el vidrio- es Raúl “Pájaro” Gómez; el autor de “Babel Bs. As.” (2005), que se exhibe en la vereda del Museo Nacional de Bellas Artes.

***

Aunque se suele identificar el metal con la frialdad, “Los acerados del acero” demuestra que el arte inunda de calidez (creativa, imaginativa) este “duro”, férreo elemento; una materia que, en sus colores originales (o pintada), se transforma, gracias a las manos y herramientas de los artistas.

compartir