"La creación del Sol, de la Luna y las Estrellas" | Xil Buffone en el MACRO

Xil  02b.jpg

"La creación del Sol, de la Luna y las Estrellas"

Xil Buffone (instalación lumínica)

El título de la muestra

es del génesis: el cuarto día de la creación,

se trata de la instalación lumínica originaria

4° piso    MACRO ROSARIO (Museo de Arte Contemporáneo de ROSARIO)

Inauguración: viernes 12 de octubre - 19:30 horas

Clausura: domingo 11 de noviembre 2007

 

" LA CREACION DEL SOL, DE LA LUNA Y LAS ESTRELLAS"

Eduardo Costa

La artista junta botellas que albergaron un día líquidos de variada peligrosidad y las convierte en contenedores de luz. Agudamente despanzurradas, conservan aún su gollete y a través de éstos descienden hilos eléctricos que alimentan las bombitas instaladas en su interior. Las botellas dejan salir el elemento que precedió al mundo a través de sus vidrios coloreados, de sus aberturas desgarradas.

Con ellas dibuja la moderna Seurat los esquemas eternos preferidos del todopoderoso, Dios, el que ordenó el caos, "Aquel en quien creer", según la sabia definición de Maradona. No sólo los esquemas que informan los mapas azules o negros de la astronomía, sino además aquellos llenos del sentido que le dieron los pueblos que observaban el cielo.

La artista utiliza los puntos luminosos que ha inventado para transgredir los desatinos de su juventud delineando los cielos, las estrellas, los cuerpos celestes que emiten o reflejan el aliento de Dios. Metáforas y comparaciones abundan; las lamparitas son estrellas, las figuras representadas son alertas divinos, emblemas de las grandes fuerzas que actúan a nuestro alrededor.

Hágase la luz! Amemos y comprendamos el cielo! Él nos ilumina. En él está escrita la historia de la eternidad. Y, mirando con un fuerte telescopio, también un hecho descollante para la historia tal vez menos eterna del arte: el nacimiento y la consagración de Xil Buffone como artista. Aquí está ella, con el cordón umbilical aún sangrante, mojada de líquido amniótico, deslumbrada por la aventura creadora de la humanidad y su diálogo con la naturaleza, retorciéndose por los dolores y los súbitos placeres de su nacimiento artístico, a veces demasiado violentos para su naturaleza infinitamente dulce.

Xil me recuerda a Hélio Oiticica, cuando en el medio de sus noches y días de cocaína repara en el color blanco de la droga y comprende que puede utilizarla como pigmento, dibujar con él, y fotografiar sus dibujos para producir instalaciones.

E. C. 2007.

Imágenes de objetos : fotos de Norberto Puzzolo

-COLAPSO DEL UNIVERSO (el universo se colapsa hasta tal extremo que se puede sostener en la palma de una mano) -LUNA 

-Tres marías

- Observatorio


Xil  03b.jpg
compartir