!Alta en el cielo! Una crónica musical

Flores Babusci
y su álbum Aurora comentado por Roberto Papateodosio. Un jardín de extraña belleza.
Flores Babusci

Aurora (Metamúsica, 2021) pertenece a ese linaje, a esa larga e histórica tradición de los discos
de piano solo que bordean los límites de lo contemplativo; de lo reflexivo. Que discurre en
matices diáfanos y tenues; como desfragmentaciones de luz reflejándose en una pared blanca.
Una música de retazos, que requiere una gran concentración en la escucha; donde las tensiones
y los espacios vacíos lo dicen todo.
Muchas veces es el silencio aquello que prevalece sobre los sonidos. Como un sonido más,
ocupa un espacio preponderante en el hacer música. Y es en ese discurso solipsista y de
cavilación donde Flores Babusci se instala: un ambiente de flotación, de suspensión sonora,
donde cada nota, cada presión ejercida sobre las teclas del piano dispara múltiples sentidos y
diversifican a su vez todo ese infinito arco cromático que nos va envolviendo; de a poco, como
un murmullo.
El disco finaliza con una composición llamada Suiseki, y es quizá la llave para abrir la puerta:
con un ligero toque interrogante –el Suiseki es el arte de contemplar las piedras hasta lograr
encontrar formas humanas o de la naturaleza- aúna a la perfección las ideas de concepto y
ejecución que se desarrollan a lo largo del disco.
El jardín que cultiva Flores Babusci es de una extraña belleza; delicado, sensible. Frágil como
las flores con que titula sus composiciones.

por Roberto Papateodosio, 10 de Junio de 2022
compartir
Con el apoyo de